Informalidad laboral, un reto grande para el próximo gobierno

0
495
Monterrey sucio, preostitución, y banquetas en mal estado. En la calle Colegio Civil de 5 de mayo a 15 de Mayo los puesteros no solo invaden la banqueta, tambien la calle sin importar los parquímetros

Por: Josías Conde.


Informalidad laboral, un reto grande para el próximo gobierno

Según la Sociedad Nacional de Industrias (SNI),  más de 11 millones 600 mil peruanos  no tienen acceso a derechos laborales como seguridad social, gratificaciones, vacaciones, sistema  de pensiones, entre otros beneficios.

Durante los últimos años, el gobierno ha estado atacando este problema cancerígeno  de nuestro país, llegando a un 73,2% de informalidad. En el año 2015  no hubieron  fuertes medidas para este problema ocasionando que sólo  baje  un 72.8% de informalidad.

Éste fenómeno afecta todas las actividades económicas de nuestro país, siendo las  de mayor porcentaje el sector de transporte y comunicaciones con  80,5%, construcción con 77.1%, comercio 73.6% e industria con 63.3%. Producto de éste problema, el Perú tiene la productividad  más baja  y  el mayor costo regulatorio de todos los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. (OCDE).

Más alarmante   es la situación de la población que se encuentra  en  empresas  “formales”  ya que  menos del 20% de ésta  población goza de planillas privadas con contratos a plazo fijo o  plazo indefinido, recibiendo todos los beneficios laborales(seguro médico, 2 sueldos de gratificación,  más de un sueldo de CTS, reparto de utilidades, 30 días de vacaciones, entre otros), demostrando claramente   que muchas empresas “formales “  no cumplen con los marcos legales impuestos y sobre todo no cumplen con el derecho de sus colaboradores.

Todos los datos e información  de éste tema sólo nos reluce un panorama  escalofriante frente a las nuevas amenazas internacionales que se presentarán en el futuro. Lamentablemente, los  diferentes líderes políticos sólo tratan de realizar reformas   a éste pequeño sector de la población que goza de todos los beneficios.

 

La informalidad surge producto de varios factores multidimensionales como  la rigidez laboral, falta de institucionalidad, altos costos de formalizaciones, campo laboral, tributario regulatorio, municipal, entre otros.

En el ámbito de  costos , tenemos que los beneficios de ingresar al marco legal y permanecer  en él son inferiores al  de sus costos.  Claro ejemplo tenemos en  personas que tienen   empresas informales  donde  uno de sus argumentos para seguir en la informalidad  es que el cumplimiento  de todas las normales legales  provocaría  una gran desventaja frente a la competencia,  ya que ésta tendría la posibilidad de baratear  su precios, y con sólo un pequeño soborno se librarían de castigos impuestos por la ley.

Otros factores relacionados con la informalidad  son las características estructurales de subdesarrollo, especialmente en lo que se refiere al nivel educativo, la estructura productiva y las tendencias demográficas.  Frente a un mejor  nivel de educación, la informalidad  se reduciría debido a que la productividad mejoraría  ocasionando que las normas legales sean más flexibles ampliando también los beneficios de la formalidad. Un sistema de trabajo orientado netamente a procesos básicos como  en los sectores primarios incrementaría la informalidad ya que  los contratos  se tornan menos relevantes y valiosos. Finalmente, es probable que una estructura poblacional con un elevado peso de población joven y  rural contribuya a incrementar la informalidad, pues dificultaría  tanto los sistemas de monitoreo como la educación y construcción de capacidades, a la vez que complica la expansión de servicios públicos formales.

La mayoría de nuestros líderes sustenta que la formalización es exclusivamente el cumplimiento de normas legales,  y  lo más probable de éste pensamiento es que  provoque más informalidad y un bajo crecimiento  económico  competitivo.  Si se pensara  que  la formalización  se centra en las mejoras de un marco legal, calidad laboral, disponibilidad  de servicios públicos, generaría un   proceso más eficiente de formalización.

Frente a este problema complejo, ¿qué podemos esperar del nuevo gobierno liderado por Pedro Pablo Kuczynski?

Dentro de las principales propuestas del eminente nuevo presidente, tenemos la realización de  programas graduales de formalización en un plazo no mayor de 10 años; bajar el impuesto a la renta a pequeñas empresas  a un impuesto plano del 10 % a las utilidades  durante los 10 años, y también el 2.5% en las ventas brutas; créditos bancarios más razonables; borrón y cuenta nueva a empresas que se formalicen.  Complementando estas medidas, PPK   centra todos sus esfuerzos en inversión social educación de nivel, y calidad en el servicio de  salud.

Tenemos que entender que la informalidad es un fenómeno complejo y multifacético, donde pueden existir diferentes soluciones como el cambio de  una economía del siglo XX a una economía moderna, hasta  la relación que tiene el estado con empresas público y  privadas controlando,  monitoreando y mejorando la calidad laboral del pueblo peruano.


Informalidad laboral, un reto grande para el próximo gobierno
Califica esta publicación

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here