Las dos caras de la minería ilegal: desarrollo económico y retroceso socio-ambiental

0
590

Por: Josías Conde


Las dos caras de la minería ilegal: desarrollo económico y  retroceso socio-ambiental 

Recientemente el gobierno confirmo  la contaminación de mercurio  en 11 distritos de Madre de Dios, declarándolos  estado de emergencia, ocasionado por las malas prácticas  inadecuadas  utilizadas  por la minería ilegal e informal durante la  extracción de oro  aluvial.

Estos altos índices de mercurio fueron encontrados en aire, agua, sedimentos y peces siendo este último la dieta diaria de los pobladores locales. Lamentablemente son siempre los más afectados lo niños. En mayo del año pasado, la Dirección Regional de Salud de Ucayali tomó una muestra de orina en 106 personas de Santa Rosa de Serjali. Es ahí donde se descubrió que tres cuartas partes de la población tienen niveles de mercurio por encima de los valores permitidos.

En el último informe realizado por el  Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA),  indica que se multó  con S/ 238 millones a empresas por contaminación, siendo las principales empresas del sector minero e hidrocarburos donde el sector minero fue de 67%. Como es el caso de Cerro Verde que en el 2015 fue multada por US$ 631 mil 480 por conceptos de supervisión y fiscalización ambiental.

No hay duda que nuestro país es netamente minero y ha existido desde  épocas antiguas como el periodo incaico  y el virreinato, donde se trajo nuevos métodos para la extracción  y procesamiento de metales. A partir de este periodo  la minería ha pasado por diferentes cambios y ha ido evolucionando, hasta llegar al punto donde es un factor clave en el crecimiento económico peruano, pero lamentablemente también  producto de esta actividad salen   desechos tóxicos, sub productos de proceso mineros,  emanación de humos, de gases tóxicos, derrames de mercurio y otras sustancias nocivas que ha ocasionado graves daños a nuestro ecosistema por diferentes químicos y mecanismos utilizados sobre todo  por la minería informal tan de moda ahora, provocando daños irreparables  y conflictos sociales.

Tenemos un extenso historial de casos que afectaron al pueblo peruano, solo por citar algunos como el caso de Cajamarca en el 2000, donde se produjo un derrame   de 11 litros de mercurio elemental  equivalente  a 151 kilogramos, que produjo la intoxicación  masiva  de alrededor  de 1200 campesinos. Tenemos también el caso de La Oroya donde la irresponsabilidad minera provocó la contaminación de casi todo el poblado. El 2013 Junín fue considerada la quinta ciudad más contaminada del planeta, según el ranking del Instituto Blacksmith. Un estudio reveló que las emisiones de plomo, cadmio y arsénico afectaron 2.300 kilómetros cuadrados de suelos durante los 87 años de operaciones metalúrgicas en la zona.

La otra cara de la moneda vemos como la minera ha tenido un progreso económico  en los últimos años.  La minería  es el motor de distintos sectores  ya que se necesita diferente mano de obra calificada, maquina, equipos, bienes y servicios para que esta pueda desarrollarse.   En el 2015  la actividad minera generó  195 705 puestos de trabajo directos,  1 761 345 empleos indirectos,  y un total de 7 241 085 personas beneficiadas, siendo las ciudades de Arequipa, Junín, La libertad con mayor porcentaje de empleos directos. Las empresas mineras  siguen con el fomento de contratación de personas que sean de los poblados más cercanos y de mano de obra femenina,  empleando  el 2014 a 10,573 mujeres el cual representa el 6.1% del total. Cabe resaltar que es uno de los  sectores que brinda mejores remuneraciones  provocando que estas personas y empresas beneficiadas  aumenten el movimiento económico creando una cadena económica en nuestro país.

En otro ámbito las minerías han contribuido  económicamente   en cierta manera al desarrollo social del Perú,  como es el caso del aporte  del canon minero, regalías mineras, derechos  de vigencia y penalidad  que se brinda al estado y gobiernos regionales con el fin de  generar inversiones para el desarrollo sostenible de las localidades aledañas,  sin embargo estos últimos años ha sufrido una disminución del 24,12%  por la caída del precio delos metales, entre otros factores. Del total de trasferencias económicas  Arequipa acumuló el 15.15%, Ancash, La Libertad, Moquegua por su parte recibieron  el 14.52%, 11.53%, 9.61% respectivamente del total de recursos transferidos.

Una de las actividades para el desarrollo sostenible y responsabilidad social de la sociedad es la realización de diferentes proyectos   que se encuentran  dentro del ámbito de educación,  salud, nutrición  gestión ambiental, empleo local, economía local, infraestructura, promoción de la cultura  y costumbres locales. El 2014 de un  total de  4,359 proyectos 884 pertenecieron  a economía local, 729 en educación y 655 en infraestructura básica.

La minería es de vital importancia en  nuestro país y retrasar  los diferentes proyectos cuya llegada eminente impulsaría   económicamente al  Perú sería un gran error, pero también sería una gran equivocación  hacernos de la vista gorda al mal desarrollo social y depredación de nuestro ambiente ocasionado tanto por minas legales e ilegales. No nos olvidemos que el objetivo final de toda minera es el desarrollo de la localidad donde esta realice sus actividades.  Educación, medio ambiente, salud,  y muchos temas  más  deben estar íntimamente unidos  a esta actividad, y más allá que se den aportes económicos como el canon y que éste sea manejado efectivamente, es responsabilidad y obligación nuestra que estos  temas sean de vital importancia para todo proyecto minero,  y sobre todo mano dura a toda actividad ilegal minera, siendo ésta la causante de males  a ecosistemas, poblados y los derecho humanos.


Las dos caras de la minería ilegal: desarrollo económico y retroceso socio-ambiental
Califica esta publicación

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here