“No importa los años, sé que algún día te encontraré”

0
439

Por: Katia Zea.


“No importa los años, sé que algún día te encontraré

Ley n° 30470, ley de búsqueda de personas desaparecidas durante el período de violencia 1980-2000.

 

“En la cultura de nuestro país aceptamos muchas veces la muerte de nuestros familiares con dolor, pero no aceptamos que hayan desaparecido: necesitamos enterrar a nuestros muertos.”

Yehude Simon

Luego de que el pasado 26 de mayo, el Congreso de la República aprobara la “Ley de búsqueda de personas desaparecidas durante el período de violencia 1980-2000”, ley promovida por la Defensoría del Pueblo, El presidente Ollanta Humala promulgó hoy, 22 de Junio, miércoles, la Ley N° 30470, en respuesta a la demanda de diferentes organizaciones internacionales de Derechos Humanos, así como de familiares de las víctimas. La medida suscrita por el mandatario ayudará a la reconciliación del país, pues prioriza el aspecto humanitario y además implica una ayuda humanitaria a los familiares de las víctimas del terrorismo en el país.

El día de hoy se publicó en el diario oficial “El Peruano”, La Ley 30470 tiene como finalidad “articular y disponer las medidas relativas a la búsqueda, recuperación, análisis, identificación y restitución de los restos humanos”.

Esta ley será de total responsabilidad del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos que se encargará de “diseñar, establecer, ejecutar y supervisar el Plan Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas durante el período de violencia 1980-2000”.

El objetivo de este Plan Nacional; es que cualquier familiar o entidad competente pueda solicitar información sobre las víctimas desaparecidas ocurridas durante los 20 años de terrorismo que sufrió el país a manos de Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).

En su artículo 3, la norma indica que los familiares de los desaparecidos “tienen el derecho a conocer la verdad sobre las circunstancias de la desaparición, la situación del desaparecido, incluido su paradero o las circunstancias de su muerte y el lugar de inhumación”.

Y añade: “El Estado garantiza los derechos y los intereses de las personas desaparecidas y sus familiares, en particular a que se realice una investigación eficaz, exhaustiva e imparcial de las circunstancias de la desaparición”.

El Ministerio de Justicia debe aprobar e implementar el plan de búsqueda de desaparecidos. Una de sus funciones es “centralizar, actualizar y administrar el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y de Sitios de Entierro”.

Como parte de esta nueva ley, también se creará el Registro Nacional de Búsquedas de Personas Desaparecidas y de Sitios de Entierro para que sea una base de información en donde se concentre la totalidad de datos otorgados por las entidades responsables que han venido realizando el proceso de búsqueda de personas desaparecidas.

Según indica el artículo 9 de la ley; “La obtención de muestras biológicas de los familiares de las personas desaparecidas solo será utilizada para efectos del proceso de búsqueda, y se realizará con su consentimiento previo e informado. El tratamiento de los datos personales obtenidos se procesará de conformidad con la ley de la materia”.

EL INICIO.

Uno de los episodios más tristes y oscuros que se dio en nuestro país, es sin duda el conflicto armado interno que se dio entre los años 1980 y el 2000, conocido como “terrorismo”; que ha sido el de mayor duración, el de impacto más extenso sobre el territorio nacional y el de más elevados costos humanos y económicos de toda nuestra historia republicana.

El número de muertes que ocasionó este enfrentamiento supera ampliamente las cifras de pérdidas humanas sufridas en la guerra de la independencia y la guerra con Chile -los mayores conflictos en que se ha visto comprometida la nación.

CVR: “SE ESTIMA QUE SON 69.280 PERSONAS DESAPARECIDAS”.

Si bien la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), ha recibido reportes de 23,969 peruanos muertos o desaparecidos, los cálculos y las estimaciones estadísticas realizadas nos permiten afirmar que la cifra total de víctimas fatales del conflicto armado interno superaría en 2.9 veces esa cantidad.  Aplicando una metodología llamada Estimación de Múltiples Sistemas, la CVR ha estimado que “el número total de muertos y desaparecidos  causados  por  el  conflicto armado interno peruano se puede estimar en 69.280 personas”.

Son casi 16.000 los desaparecidos. El equipo forense especializado (EFE) del Ministerio Público sumó 3.202 cuerpos recuperados entre el 2002 y 2015. De ellos, 1.833 habían sido identificados hasta el año pasado y 1.644 individuos fueron entregados a sus familias.

El año pasado, un informe de la Defensoría del Pueblo estimó de que tendrían que pasar al menos 70 años para recuperar a los casi 16 mil desaparecidos.


“No importa los años, sé que algún día te encontraré”
Califica esta publicación

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here