Transformando el Perú > Opinión y Análisis > Katia Zea > 60 años del primer voto femenino

60 años del primer voto femenino

Por: Katia Zea.


60 años del primer voto femenino

 

Conquistar el voto de la mujer es ahora el sueño de muchos políticos. Si antes, básicamente se pensaba en el voto de los hombres, ahora hay que pensar en el voto femenino que representa un volumen electoral muy atractivo.

FERNANDO TUESTA SOLDEVILLA

El Perú fue el penúltimo país de América Latina (antes de Paraguay) en insertarse en una democracia que aceptaba a la mujer como seres con capacidad de sufragar, ello se debió; por el peso de una sociedad aristocrática y oligárquica, en la que la  mujer fue abiertamente marginada en la política. Cabe señalar que hubo intentos de pequeños núcleos aislados de mujeres que pidieron el voto femenino.

Un 17 de junio de hace 60 años se llevó a cabo una larga lucha de reivindicación femenina en la sociedad peruana; la ley promulgada por el presidente Manuel Arturo Odría Amoretti, solo era el corolario de la tarea de María Jesús Alvarado, Adela Montesinos, Zoila Aurora Cáceres y Elvira García y García, entre otras; las primeras socialistas mujeres, quienes plantearon como un derecho también de las mujeres el voto universal para todos, sin restricción.

MVotando1La historia electoral del país consigna a la Asamblea Constituyente del 31 al 33, el escenario de los debates sobre el voto femenino; una conservadora oligarquía se opuso a conceder un derecho a la mujer más allá de las tareas de la casa u oficios menores, mientras que un  vigoroso Víctor Andrés Belaúnde proponía el voto irrestricto de la mujer. También se propuso  otorgar el voto solo para la mujer trabajadora en sus  centros laborales; pero finalmente se impuso “el voto progresivo”, que permitía que votaran en elecciones municipales, “hasta que se educaran electoralmente” para participar en las presidenciales.

El 17 de junio de 1956 se ejerció por primera vez en las elecciones generales peruanas el voto femenino, que representaron un tercio del 1’575,741 electores inscritos, produciéndose la segunda ampliación del cuerpo electoral. Los resultados dieron como ganador a Manuel Prado Ugarteche con el 45% de los votos, segundo quedó Fernando Belaúnde Terry con 37% y Hernando de Lavalle último con el 18% de los votos válidos. Prado ganó, sin embargo, con el apoyo del voto Aprista.

Nueve meses antes, un 7 de septiembre de 1955, se promulgó la Ley N.° 12391, que establecía; el derecho de sufragio a las mujeres mayores de 21 años que supieran leer y escribir o a las casadas mayores de 18 años con el mismo requisito.

Sin embargo, se discriminaban del sufragio a los iletrados, por lo que la participación femenina en las votaciones de 1956 fue parcial, dado el alto porcentaje de analfabetismo en el país.

En 1979, una nueva ley estableció la incorporación de los iletrados a la población electoral y con ello se elevó la participación femenina en los sufragios.

Hoy no hay campaña electoral seriamente diseñada si no se toma en cuenta a la gran población femenina votante.

La presencia de las mujeres en el padrón electoral ha ido aumentando, de manera que en las Elecciones Generales 2016 constituyó el 50.38% del número total de electores hábiles; es decir, 11’537,364.

MujervotandoAsimismo, el 80% de las organizaciones políticas inscritas en este proceso electoral incluyeron mujeres en sus fórmulas presidenciales, siendo dos de ellas candidatas a la Presidencia de la República y seis a las vicepresidencias.

Por otro lado, el total de candidatas al Congreso de la República inscritas fue de 494. La región que registró mayor crecimiento en el porcentaje de candidaturas femeninas fue San Martín, incrementándose en un 13.33% respecto de 2006.

Finalmente, fueron electas 36 congresistas para el período 2016-2021 representando el 27.69% del Parlamento; de ellas, nueve ejercen actualmente el cargo de Congresistas de la República El Jurado Nacional de Elecciones considera que ha habido avances en relación a la participación de la mujer que deben seguir fortaleciéndose, tarea en la que este organismo electoral tiene decidida participación.

De igual modo, viene trabajando en apoyo a la propuesta sobre la eliminación del acoso político que sufren, que impide el ejercicio del principio fundamental de igualdad que existe en un estado democrático.


60 años del primer voto femenino
1 voto con un promedio de 5 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta