Transformando el Perú > Opinión y Análisis > Diego Cáceres > A situaciones extremas, medidas extremas

A situaciones extremas, medidas extremas

Por: Diego Cáceres


A situaciones extremas, medidas extremas

La situación del país en cuanto a seguridad cada vez es peor, la delincuencia está avanzando a pasos galopantes y nuestro sistema judicial (no todo) lejos de ayudar en esta tarea pone en libertad a bandas enteras para que sigan sembrando el terror en las ciudades.

Pero no creo que todos los jueces y fiscales trabajen en conjunto con las bandas criminales, no podemos generalizar porque seríamos muy injustos con ellos y caeríamos en un facilismo. En nuestro sistema judicial si debe de haber (y hay) personas destacadas que con que el más amplio y sabio criterio imparte justicia como es debido.

Lamentablemente algunos jueces y fiscales tienen que vivir con miedo, ese es el precio de vivir de forma íntegra y con principios sólidos, viven con miedo ya que ninguna coima que puedan recibir los desviara de su labor de impartir justicia, entonces los delincuentes actúan de otra manera, los amenazan a ellos y lo que es peor a sus familias. En estos casos los jueces prácticamente están en manos de los delincuentes, ya que estas personas (que viven sin escrúpulos y sin respeto por la vida de los demás) son capaces de hacer  lo que sea para llegar su cometido.

Y al final los jueces tienen que pedir garantías para su vida, luego deben de aceptar a sus pedidos o simplemente rechazar el caso. Esto es duro, vivir con miedo latente, sentir que no puedes cuidar a tus seres queridos debe ser algo no solamente estresante sino también atormentador.

Ante esta situación desesperante el congresista de Peruanos por el Kambio, Roberto Viera, está en la elaboración de un proyecto de ley donde se busca restaurar la figura de “jueces sin rostro”. Según Carrancá y Rivas (2007) esta medida se toma para proteger de posibles atentados o venganzas al juez, sobre todo en el terreno escabroso de la delincuencia organizada y del narcotráfico. Los juicios para grandes bandas criminales serán llevados bajo estos jueces donde alguna manera se protegerá el anonimato de estos y podrán trabajar sin ningún tipo de presión.

Es evidente que los jueces y fiscales necesitan protección pero creo que las medidas para hacer esto deben ir más allá. Si algunas bandas criminales ya se dan el lujo de tener jueces y fiscales dentro del poder judicial esto nos quiere decir que el sistema judicial está de alguna manera podrida, y como la lealtad de muchos funcionarios está en el dinero, será cuestión de tiempo para que los integrantes de las bandas (mediante sobornos u otros tipos de presión) sepan quienes son los jueces y de esta manera las represalias serían peores. En otras palabras no solo basta con la figura de “jueces sin rostro”, con esto solo se busca la protección externa pero al tener la cantidad de “infiltrados” en el sistema no ayudaría mucho ya que con una buena coima se conoce el nombre de la persona. Se debe buscar la protección interna del juez.

Esta propuesta debe de ir acompañada con una limpieza en el poder judicial. Como dije al comienzo no todos los miembros del poder judicial son personas corruptas que huelen el dinero como si fueran perras en celo, debe y hay personas íntegras y correctas que buscan impartir justicia a los que más lo necesitan.

Es verdad, esta propuesta es algo extrema, esta figura de “jueces sin rostro” fue utilizada en el gobierno de Alberto Fujimori para luchar contra el terrorista (y se vieron muchos excesos) y existe en la actualidad un debate en México para que esto se instaure y se pueda tener un lucha con el narcotráfico y según mi opinión también se debe aplicar acá pero claro con las medidas adecuadas.


A situaciones extremas, medidas extremas
1 voto con un promedio de 5 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta