Transformando el Perú > Opinión y Análisis > Gbanda > Abra la baraja señor Presidente.

Abra la baraja señor Presidente.

Por: Gonzalo Banda

Abra la baraja señor Presidente.

Gobiernos malos siempre han existido. Pero si hay algún defecto, que un gobernante no debe permitirse, por más democrático que sea, es la debilidad. En política la debilidad es la señal inequívoca para que tus opositores e incluso, tus leales partidarios, se agolpen alrededor de su cuota de poder y desde esa trinchera busquen la reivindicación de su lugar en la historia.

El gobierno de PPK, como ya lo sostuvimos, no es de lujo, no termina de tener una identidad política reconocible, y palidece en lo que eran sus rasgos más fuertes: el manejo económico y técnico de la cosa pública. Pero es desconcertante ya, su falta de sentido de urgencia, y su debilidad.

Si se unen debilidad y falta de sentido de urgencia, estamos frente a un gobierno raquítico que no sólo es malo, sino que sabiéndose débil, opta por no hacerle frente a los problemas políticos, y por lo tanto se encamina hacia niveles de tensión social alarmantes. No es casualidad que a la huelga de maestros, ahora se le sume el personal médico, y con el paso de los días tal vez otros gremios. Las expectativas ciudadanas que se levantaron con PPK fueron tantas que no cumplirlas ya no es una alternativa sino el único camino.

¿Cómo recuperar fortaleza y liderazgo? ¿Infundir miedo?¿Sacar cuerpo y echar el problema hacia las regiones? No. En contraposición a estas alternativas, lo que el gobierno necesita es dejar de estar solamente rodeado de una cámara de leales, que responden a las directrices de un comando centralizado, y comenzar a delegar la confianza a otros funcionarios de otras tiendas políticas. Repartir la responsabilidad en estos momento es la única alternativa para darle movimiento a las reformas. No repartirla es señal de debilidad en un gobierno democrático. Si el Presidente insiste sólo en rodearse de un pequeño grupo leal, lo único que va a conseguir es aislarse. Por eso es que los cambios en su gabinete no sólo fueron equivocados, sino que refuerzan la idea de que el Presidente no dialoga, como tampoco fueron signos buenos el despido de procuradores como Julia Príncipe.

¿Por qué no abrir la baraja?¿Por qué no buscar más allá de su arena política? No pedimos que convoque a gente que no esté alineada con la postura del gobierno, sino que por lo menos comparta su visión de país, pero que pertenezcan a otras bases sociales. De lo contrario a PPK le esperan meses de confrontación y crispación social.


Califica esta publicación

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta