Casas de cartón

Por: Maria Teresa Diaz Valdivia

Casas de cartón

Como respuesta a las aflicciones que el Niño  Costero produjo en el país el primer trimestre del 2017, la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM)  adoptó el ya conocido  plan  de acción “RECONSTRUCCIÓN CON CAMBIOS”, denominado de manera tal, por el carácter de perdurabilidad  con el que pretende ser ejecutado.  El trabajo de  reacción ante la emergencia  se ha estructurado en tres etapas  secuenciales: Respuesta, Rehabilitación y  Reconstrucción.

A la fecha el Gobierno se encuentra implementando el proceso de REHABILITACIÓN, al respecto las implicancias  en materia de vivienda han generado controversia reciente. Las cifras  del Centro de Operaciones Emergencia Nacional (COEN)  señalan que  los impactos del niño costero  produjeron  que 21 mil viviendas colapsen y 20 mil queden inhabitables. El plan  de acción contempla, en esta etapa,  la instalación  temporal de Unidades de Vivienda Inicial (UVIs), en tanto el programa Techo Propio  se prepara  la ejecución de viviendas permanentes.

Al respecto la Asociación Peruana de Entidades Técnicas, constituida por empresas constructoras de viviendas sociales bajo el Programa Construcción en Sitio Propio del Fondo Mi Vivienda, ha expresado su disconformidad con el anuncio : “El Gobierno gastará S/ 375 millones en la compra de 25,000 módulos temporales a cinco empresas chilenas, para que sean entregados a los damnificados de El Niño Costero, en el norte del país.[1] “. El reclamo  de los empresarios nacionales,  se sostiene en que la magnitud  de la inversión respecto de la calidad de las viviendas es desproporcional, ya que a esta le sucederá un posterior y obligatorio desembolso para la instauración de respuestas habitacionales permanentes.

La descripción técnica de los módulos temporales, tal como señala la Viceministra  del MVCS Carmen Cecilia Lecaros,  implica: Una unidad de vivienda de 18m2 (sin servicios), cuyo costo propende entre  S/.11 000 y S/. 12 000 soles, de composición constructiva a base de fibrocemento, listones de pino y cubiertas de calamina, con una vida útil de  entre 3 y 10 años.  (Ver  imagen 01).  Por la precariedad estructural se les ha atribuido  denominación:  “Casas de Cartón”

Imagen 1: Módulos Temporales de Vivienda

Lo cierto es que a pesar de la discrepancia, la respuesta temporal de vivienda es necesaria debido a la urgencia  impostergable  atender con celeridad a  los damnificados  que continúan viviendo en carpas de emergencia. En contraste, es además aceptable el reclamo de los empresarios por la desproporcionada  relación entre el costo  del módulo y la calidad  constructiva del mismo.

 Ahora bien, siendo que es la calidad espacial y constructiva del módulo transitorio la que está en debate, está en debate también el rol de quienes idean  tales propuestas, hago referencia explícita en este punto a ARQUITECTOS E INGENIEROS. Como parte del gremio,  recae en mí una severa autocrítica por mantener aún pasiva la capacidad de respuesta que requiere, desde el quehacer urbano-arquitectónico, lo ocurrido en el norte de nuestro País. Sin embargo y a la  vez, el hecho me incita a reflexionar y hacer referencia a contextos  similares en los que la perspectiva comprometida del arquitecto  ha constituido un aporte económico, ambiental, social y  humanitario en situaciones de emergencia.

Este es el caso del arquitecto japonés  Shigeru Ban, quien ante la catástrofe que trajo consigo el terremoto en Kobe- Japón 1995 y  que dejó desprovistos de hogar a cientos de personas, diseñó el prototipo de vivienda temporal  denominado “Paper Log House”  (Ver imagen 02 y 03).  La propuesta ,que responde coherentemente a las condiciones climáticas del sitio , contempla un módulo de 16 m2 hecho a base de tubos industriales  de papel, impermeabilizados y asentados en una cimentación de cajas de cerveza  rellenas de arena que aportan estabilidad y protección contra las lluvias.  La cubierta del módulo está hecha de lona e incorpora un  sistema que permite  abrir y cerrar la cobertura acorde a la demanda de confort ambiental al interior del refugio. El costo del módulo  estuvo por debajo de los $2,000 dólares y se planteó pueda ser construido en menos de 6 horas, cabe resaltar que el arquitecto Ban gestionó la donación de  varios de los materiales reciclados utilizados en la construcción.

Imagen 2: Paper Log House- Exterior

Imagen 3: Paper Log House – Interior

La interpretación de lo “Temporal” empleada por  Ban es adicionalmente un aspecto de gran valor, ya que en el entendido de que las viviendas tendrían una vida útil corta, condujo su accionar a la formulación de un sistema constructivo desmontable y  al uso de materiales que posterior a la ocupación transitoria, podrían ser reciclados, reduciendo consecuentemente los  impactos ambientales de la propuesta. Bajo la premisa  “Refugios bellos para   refugiados psicológicamente dañados “hace énfasis en incorporar como plus valor la calidad estética del refugio, el siguiente enlace amplia su testimonio sobre el alcance que han logrado sus propuestas en situaciones de emergencia. https://www.youtube.com/watch?v=IjHlyKT_Uug

Como reflexión final, es bueno saber que en el ámbito nacional, las puertas están abiertas para aquellos que dentro del gremio profesional y en un contexto “Post-Niño Costero ” , quieran asumir la responsabilidad propositiva de  innovar con alternativas constructivas mucho más comprometidas con el ambiente, la sociedad y  la asequibilidad económica de lo edificado. Para tal fin  el Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de la Construcción (SENCICO), entidad encargada de  la aprobación de nuevos  sistemas constructivos en el Perú pone a  disposición, como espacio para la innovación constructiva, la modalidad Sistemas Constructivos No Convencionales (SCNC), referidos a aquellos no incorporados en Reglamento Nacional de Edificaciones (RNE). Se puede acceder al Reglamento para la aprobación de nuevos SCNC  en la web oficial de la entidad nacional. [2]

La reconstrucción en el norte, por la magnitud del trabajo a ejecutar, no deja de ser un mercado atractivo  y difícil de ignorar en los próximos años. Respecto de los módulos ya implementados por el Gobierno  se sabe que La Contraloría General de la República investiga si los módulos temporales de vivienda que se instalan en las zonas afectadas por el Fenómeno El Niño Costero, como Piura, Lambayeque, Ancash, La Libertad, Tumbes y Lima, cumplen con las especificaciones técnicas mínimas que indica el Reglamento Nacional de Edificaciones (RNE).[3]

[1] http://gestion.pe/economia/pequenos-empresarios-denuncian-que-gobierno-gastara-s-375-millones-casas-carton-temporales-2196100

[2] http://www.sencico.gob.pe/publicaciones.php?id=232.

[3] http://diariocorreo.pe/edicion/piura/contraloria-indaga-si-modulos-temporales-de-vivienda-cumplen-con-el-reglamento-de-edificaciones-755330/


Casas de cartón
1 voto con un promedio de 4 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta