Mariátegui

Por: Maria Elena Totora.


Mariátegui

Mariátegui pensó primero que la literatura sería una buena arma para hacer llegar el pensamiento socialista, luego cambio de forma e pensar, se cree que Mariátegui no habría visto en la literatura una herramienta cívica, a pesar de haber dedicado uno de sus ensayos a la literatura. Como bien dijo Thomas Ward:

” Para Mariátegui su escuela y su universidad fueron más

que los libros, sus amigos, sus compañeros, el pueblo.”

Desde mi punto de vista  Mariátegui quizá buscaba que con la igualdad en la educación se lograría que el Perú fuera un mejor país donde no existieran tan marcadas diferencias sociales, pero se dio cuenta que sería una  utopía el pensarlo y quizá fue así como decidió que la literatura no sería la única solución.

En 1928 publico Siete Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana uno de los libros pioneros en el estudio de las sociedades latinoamericanas donde se estudió la realidad. Tratando de revelar las tendencias y como se estructuraba la sociedad peruana, tratándola como un objeto de estudio donde existe un ordenamiento de estructuras, Mariátegui fue el único en su época que se decidió a tocar y decir las cosas como sucedían en nuestro país recogiendo así los aspectos sustantivos de la realidad peruana.

Los ensayos de Mariátegui no fueron escogidos a la comodidad del autor sino que busca reunir los aspectos de la realidad peruana tratando de hacer un diagnóstico.

José Carlos Mariátegui desecha la clasificación de la literatura y su catalogación tradicional que se venía dando hasta esos tiempos el clasicismo, romanticismo y modernismo; según Mariátegui estos no servían para analizar lo que se producía en el Perú el a base de la historia peruana, delimita tres etapas en la evolución de su literatura: colonial, que depende de la metrópolis; cosmopolita, que asimila lo extranjero; y nacional, que expresa “Su propio sentimiento”.

Para poder evaluar la realidad peruana es inevitable consultar la europea, las inclinaciones nacionalistas eran muy fuertes, tanto que los países se independizan en su literatura. Donde Mariátegui promueve que debería existir una voz quechua que venga de la propia gente, Mariátegui busca en sus tradiciones orales a lo que él denomina indigenismo literario, pero se da cuenta que no es lo que él esperaba y piensa que todo tiene que ver con la economía y es así como abandona la fe en el poder de las letras para regenerar el país. Veremos que después Mariátegui se hace más político involucrándose en sindicatos, se separa de la literatura criticando a los novelistas como Clorinda Matto, Manuel Gonzales donde argumentaba que ellos no se identificaban ni se comprometían con el pueblo, desde ese momento Mariátegui fomento una reivindicación indígena que solo puede lograrse a través de la política socialista.

Argumentando que las necesidades de la época exigen, ante todo, hombres y no eruditos ni literarios. Se siente por parte de Mariátegui una cierta repugnancia hacia los eruditos que en ese entonces era un sistema elitista donde ellos no realizan mucho trabajo como el pueblo y se aboga por la creación de más escuelas, llegando a la conclusión de que son los propios literatos quienes impiden el progreso moderno de la sociedad, descartándose así la literatura como instrumento para la enseñanza.

El idealismo de Mariátegui lo enceguece ya que los poderes financieros y los poderes gubernamentales nunca van a acomodarse a las necesidades de masas subalternas. Las protestas de estas frecuentemente quedan inéditas.

José Carlos Mariátegui influyo mucho en la formación de partidos socialistas del Perú. Y que tal vez por sus orígenes mestizos quiso buscar la igualdad, pero tuvo algunos errores al pensar que las letras no serían necesarias para lograrlas, entonces el mismo se contradijo porque se necesitaba la formación de un lenguaje escrito para poder manifestar un literatura indigenista, con voces quechuas.

Su libro Siete Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana representa el primer esfuerzo de aplicar la sociología a la realidad heterogénea de un país con diferencias muy marcadas. Donde utiliza el método marxista su marxismo no era pragmático ni pondría en evidencia una filiación o un interés partidista, porque en él había un ímpetu personal.

Si bien es cierto es válido discutir muchas de  las ideas que propone Mariátegui  en sus siete ensayos, lo que no tiene discusión es que es un libro esencial, de pensamiento cuestionador que abrió las puertas para analizar nuestra realidad.

 

LOGO DEIS SEP

 


Mariátegui
19 votos con un promedio de 4.74 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta