Transformando el Perú > Opinión y Análisis > Francisco Málaga > ¿Cómo detectar candidatos bambas?

¿Cómo detectar candidatos bambas?

¿Cómo detectar candidatos bambas?

Introducción

A un año de las elecciones regionales y locales, tendrá cada votante decenas de opciones por las cuales elegir. Y claro, lo primero que uno hace por lógica es descartar a muchos candidatos, porque al final el ser humano suele quedarse con 2 o 3 opciones, y entre ellas define su voto particular, y al ganador en general.

A continuación brindo una lista que puede ayudar a los interesados a reconocer al candidato improvisado –bamba- del serio, al que tiene visión, propuestas propias y serias para AQP, del que realiza el copiar pegar y que desea gobernar para hacerse del poder sin más.

La lista o filtro detector.

Según el que esto escribe, un candidato serio es uno que quiere llegar al poder –gobierno- para velar por el bien común y llevar grandeza a su sociedad; y para lograr ello efectua los siguientes pasos, en estricta orden de prelación:

  1. Hace país (hace proyecto): Construye una ideología y filosofía sobre la comunidad o sociedad que pretende mejorar, y de ellas y por ellas define un fin y objetivos trascendentes para la misma. Es más, puede llegar a imaginarse y plantearse cómo y qué debe ser el territorio al que luego se postulará. Aquí se construye el discurso ideológico, y no nos referimos a plantear un paso a desnivel ni terminar la autopista a la Joya, nos referimos a crear el imaginario de región, ciudad o distrito. Filosofía política y geo estrategia. Solo el posterior paso de buscar el poder si se basa en una visión y proyecto puede generar un plan de gobierno y ejecutar un gobierno con sentido, que es el requisito mínimo para lograr progreso.
  2. Hace política: Busca que su ideología y filosofía -del punto anterior- se proyecte a la realidad, que aterricen en políticas y proyectos; es decir en cosas tangibles y “prometibles” a la gente del territorio al cual luego se postulará. Acá si cabría por ejemplo plantear a la sociedad recuperar el control de la educación escolar por la región, para así poder cumplir con lo que se planteó en el primer punto, que podría ser el recuperar la identidad y mejorar el rendimiento académico visto previamente como estratégico y no un capricho. Otra promesa puede ser la construcción de un sistema carretero particular, que tenga como fin, por ejemplo, extender la circulación territorial en la región en sus nodos comerciales agrícolas y por medio de ello elevar los ingresos de aquellos pueblos alejados, lo que se entiende responde a la visión y proyecto pre existente. Porque decir que se va a conectar la región sin saber cuál es el fin último claro, hace que no sepamos qué vías priorizar y dejemos esa priorización a decisiones bien intencionadas pero arbitrarias, o clientelares, o que las priorice otro nivel de gobierno sin más.
  3. Hace partido: Forma una organización –partido- que permita implementar la ideología, filosofía, fin, objetivos y políticas y proyectos en la sociedad, se debe “aceitar” esa máquina y emprender la búsqueda de cuadros y simpatizantes suficientes como para cubrir los cargos puestos a votación y finalmente ganar las elecciones. Los miembros y simpatizantes deben “vivir” la ideología y filosofía, así como el fin y los objetivos previamente diseñados, y retro alimentarlos. Lograr esto último es el éxito de un futuro gobierno, y no el llegar a un número de firmas en un padrón porque así lo exige la ley de elecciones para poder participar. Quien hace esto último gobernará flotando y sobreviviendo, pero no tomando e implementando lo previsto en los dos puntos anteriores.
  4. Hace gobierno: Posteriormente debe buscar con su organización ganar las elecciones para gobernar con sus propios cuadros -en lo posible-, en este punto se debe saber con quién se debe y puede pactar si es que es necesario, esto es importante porque permitirá no solo gobernar pero durante el gobierno tener la fuerza o mayoría necesaria para implementar el fin y objetivos previstos, o al menos la mayoría de estos, que para eso ha iniciado esta gran tarea. Ser gobierno sin cumplir los puntos anteriores dará luz a un gobierno cuanto menos débil, sino perdido y oportunista.
  5. Hace administración: Finalmente, una vez en control de la institución –del gobierno regional, provincial o local- por haber ganado las elecciones, busca hacer de dicha institución la “bestiecilla” que implemente los objetivos y fines del punto 1 y 2. Hace de la administración que ahora gobierna “su administración”, esto es importante pues solo a través de esta se convierte en realidad lo planeado previamente, y no por el simple hecho de ganar las elecciones y ser gobierno, ya que hay muchos gobiernos que por llegar sin ideología, fines, objetivos y cuadros suficientes se dedican a hacer lo que la administración pública hubiera hecho por sí misma, es decir por inercia: terminando de invertir lo que ya estaba presupuestado y completando los proyectos y políticas en cartera de otras administraciones o de otros niveles de gobierno, en pocas palabras, se asumió el gobierno de una región o municipalidad para ser el monigote de otras voluntades e instituciones; si ese va a ser el final de la carrera al gobierno de un candidato y su partido –o viceversa- mejor no la hubiera comenzado, el mismo resultado se hubiera dado si un mono se sentaba en el escritorio de alcalde o gobernador y firmaba los proyectos que los ministerios y otras instituciones le presentaban.

 Como se deduce, los puntos precedentes son una suerte de edificio, si no se realiza el punto 1, no tiene sentido el punto 2 y así sucesivamente. Por ello, ir de frente al punto 4 –por ejemplo, que es lo que hacen la mayoría de nuestros candidatos- conllevará a tener un gobierno sin norte, sin motivos, sin razones, sin destino.

Aplicación de la lista o filtro al  caso arequipeño

Como los lectores son perspicaces se habrán percatado que prácticamente ninguno de los candidatos en los últimos procesos electorales arequipeños han realizado las etapas o pasos 1, 2 y 3 de la lista; se pasan de frente a querer ser gobierno –punto 4-, puesto que para lanzarse utilizan “partidos vientres de alquiler” al mejor postor –el billetera mata galán de la política- y desde ellos se postulan, ¡qué más les da si son candidatos liberal sociales pero se lanzan por el PPC, lo que importa es tener de donde alcanzar el poder, el poder por el poder, claro!; este tipo de candidatos son los bambas.

Sin embargo, aún existen 2 partidos en Arequipa que lanzan sus propios candidatos y por ende son pasibles de cumplir con el punto 1, 2 y 3 de la lista del título anterior –al menos parecen cumplir el paso 3: forman partido-, estos son Arequipa Renace: el arbolito y el mal trecho Arequipa, Tradición y Futuro fundado por Guillen y que hoy alberga a la gobernadora.

Siendo Arequipa, Tradición y Futuro un partido con el cual a hoy mantengo serias dudas acerca de si lanza a sus propios candidatos y mantiene vida interna, nos concentraremos en analizar al partido de mayor vigencia real en la región: el arbolito, en búsqueda de saber si cumple con el listado precedente, desde el número 1, que es la única forma de cumplirla y demostrarnos ser un movimiento político con visión, proyecto y vocación de servicio.

Habiendo este partido nacido por el auspicio del señor Alfredo Zegarra, además de ser él hasta el momento el principal líder y detentor del mayor cargo político conseguido por dicha agrupación, suponemos que los Planes de Gobierno presentados para sus dos periodos municipales frente a la municipalidad provincial de AQP constituyen los textos políticos mejor concebido de tal partido –legalmente se llama Movimiento Regional Arequipa Renace-, y por ende es en estos planes donde podemos comprobar si desarrollan visión y proyecto –que constituye el punto 1 de nuestra lista- para nuestra urbe.

Veamos:

Plan de Gobierno para la provincial de Arequipa para el periodo 2011-2014 del Movimiento Regional Arequipa Renace, del candidato Alfredo Zegarra.

MISIÓN: (…) Contribuir a la construcción de  un ambiente para la sana convivencia en Arequipa, de modo participativo, pluralista, incluyente, equitativo y con sentido de pertenencia.   

VISIÓN: Este plan de gobierno visiona a Arequipa para los próximos años como una ciudad moderna, competitiva, democrática y que ofrezca oportunidades para todos sin distingo de clase, religión, color político o género. 

Plan de Gobierno para la provincial de Arequipa para el periodo 2015-2018 del Movimiento Regional Arequipa Renace, del candidato Alfredo Zegarra.

MISIÓN: (…) Contribuir más sostenidamente a la construcción de un ambiente para la sana convivencia en Arequipa, de modo participativo, pluralista, incluyente, equitativo y con sentido de pertenencia e integridad.

VISIÓN Con este plan de gobierno se visiona a Arequipa para que en lo sucesivo se consolide como una ciudad moderna, competitiva, democrática y que ofrezca oportunidades para todos sin distingo de clase, religión, color político o género.

¿Tienen estas misiones y visiones alguna ideología, filosofía, fin y objetivos trascendentes para la ciudad y provincia de Arequipa?, la respuesta es simple de obtener si se responden las siguientes preguntas: ¿Estas misiones y visiones se pueden aplicar a cualquier ciudad del mundo o solo a AQP?, y ¿Al leer estas misiones y visiones nos hablan o hacen recordar característica alguna de Arequipa bien para potenciarla bien para reprimirla?

Puesto que son misiones y visiones generalistas e impersonales a ciudad o provincia alguna –esas misiones y visiones podría ser bien para Tacna, Montevideo o Toronto- y al no hablar de características propias de nuestra realidad,  desde mis premisas, puedo afirmar la ausencia de ideología y filosofía –y todo lo que ello conlleva- en dichos planes y por ende en el gobierno de Arequipa que encabeza el señor Zegarra.

Entonces, ¿cómo debería ser una visión y misión que si hable de nuestra ciudad y de sus características reales?, para que no se diga que uno escribe simplemente para destruir, doy los siguientes ejemplos didácticos:

Misión: Arequipa se vincula territorialmente con infraestructura vial, férrea y portuaria; fomenta y  facilita la instalación de centros de formación educativa de calidad, y proyecta la producción intelectual y creativa de la urbe.

Visión: Arequipa es el centro logístico, educativo y cultural de los territorios que conformaron el estado Sud Peruano (1836)

En nuestros ejemplos la visión responden directamente a la ciudad y sus características, sino que está cargada de ideología y filosofía –casi mística-, ya que sin percatarnos se reivindica el histórico campo de influencia de Arequipa y aboga por recuperarlo, lo cual traerá grandeza y bienestar de ser logrado; mientras que la misión nos dice cómo llevar tal visión a cabo, y por ello menciona las tareas a llevar a cabo prioritariamente en los próximos años. Porque el gobierno tal como la vida es cuestión de prioridades, no de generalidades.

Conclusión

Considero, salvo mejor parecer, que nuestros partidos y autoridades al no concebir ideología y  filosofía, no podrán exitósamente trazar un fin y objetivos trascendentes para la ciudad (punto 1 de la lista), y por ello su forma de hacer política y sus partidos son improvisaciones, y por ende en el mejor de los casos sus propuestas de gobierno son listas de proyectos bien intencionados sin norte, y sus partidos no son más que padrones de firmas sin personas reales detrás –salvo el mismo candidato, 10 personas vinculadas a él personalmente y aportantes de recursos con Dios sabe que intenciones-; la comprobación de ello se da cuando sabemos fehacientemente que la forma predominante de postulación es el partido o movimiento vientre de alquiler y los planes de gobierno son plagiados de otras provincias y municipios; esos lamentables hechos nos confirman lo que es un secreto a voces,  los llamados políticos locales buscan la forma más rápida de llegar a ser autoridad sin saber qué hacer, y no saben qué hacer porque no tienen visión, y sin visión, ¿a dónde creen que van a llegar?, el lector responderá esta pregunta. Habrá quien pueda pensar que soy exagerado, quien piense que los gobernantes de alguna forma si tienen visión y proyecto de sociedad y soy algo peor que un criticón amargado y ave mal ahuero, a aquellos les dejo la siguiente reflexión:

El lema del movimiento que ha regido a AQP por 7 años es el siguiente:

 “Arequipa Renace, su gente lo hace”

El de Lima en 2006 era:

“Lima renace… su gente lo hace”.

Si un lema es la idea fuerza, el espíritu, el principio rector que quieres imprimir a tu ciudad o gobierno, ¿qué nos dice entonces este burdo copiar-pegar?, que además constituye el nombre mismo del partido.


¿Cómo detectar candidatos bambas?
1 voto con un promedio de 5 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta