CONVERSANDO CON PPK

Por: Carlos Fernando Timaná Kure*   


CONVERSANDO CON PPK

El domingo pasado, 14 de mayo, se estrenó a las 5.00pm por Latina y se retransmitió a las 5:30pm por Panamericana la primera edición de Hablando con el Presidente, para quienes se lo hayan perdido pueden verlo en el siguiente link.

El principal objetivo de que un presidente tenga un espacio de televisión es generar proximidad (pathos) con el pueblo, si hubiese posibilidad de una reelección hablaríamos de electorado, pero este no es el caso. El Presidente requiere de apoyo popular, ante la ingobernabilidad que tiene en el legislativo, para llevar sus políticas al éxito y luego del oxígeno recibido por el despliegue en la atención a la tragedia del fenómeno del niño costero, ahora que ha cesado la tragedia, desaparece la unidad nacional y reaparece la lucha partidaria.

El que el presidente tenga un programa de televisión, es una estrategia que no es nueva en la región, el rey del formato fue el presidente Chávez en Venezuela (1998-2013), con su famoso Aló Presidente, al mismo tiempo su homólogo de Colombia, Álvaro Uribe Vélez (2002-2010), realizó sus consejos comunitarios televisados, con respecto a dichos formatos hablando con el Presidente toma elementos comunes, pero también diferenciadores que abordaremos a continuación.

Hablando con el Presidente recoge el propósito de cercanía que promovió Aló Presidente y los Consejos Comunitarios, pero al mismo tiempo difiere de ellos en el lenguaje y es una apuesta arriesgada, ha buscado volver cercano lo técnico, que por lo general es frío y lejano. Aló Presidente tenía una connotación netamente política, simbólica y discursiva, Hugo Chávez emulaba en alguna medida los largos discursos de Fidel Castro, con una retórica tropical y con capacidad de entretenimiento.

En el caso de los consejos comunitarios Álvaro Uribe buscó por medio del formato talk show, del que él era el conductor, generar proximidad en dos sentidos, tanto con el televidente, para demostrar gestión (eso de trabajar, trabajar y trabajar) así como de atención y conocimiento de la situación con los actores políticos territoriales, los entrevistados por lo general eran los alcaldes, concejales y líderes comunitarios y quienes daban la cara a sus reclamos eran los ministros, viceministros y asesores del mandatario.

En el caso de Hablando con el Presidente este primer episodio mostró que se diferencia de los conceptos anteriores en que no tiene un fin electoral, que busca la proximidad y que la formula ni es netamente retórica, como lo era en el caso de Chávez, ni política -como en el caso de Álvaro Uribe-, sino técnica.

Si bien el Presidente Kuczynski retoma el rol de Álvaro Uribe como entrevistador, entrevista a sus ministros, en este caso a la Ministra Marilú Martens de la cartera de educación, con lo que expone la gestión que se está realizando en la materia y  su relevancia, indicando con ello su respaldo al funcionario y a su gestión, demostrando que se están haciendo las cosas que se necesitan, de forma correcta e inteligente, lo que Aristóteles denominó logos.

Si bien sólo se trata del primer capítulo y el formato puede variar, de llegar a ser más o menos la apuesta conceptual, podría llegar al vacío, ya que el pueblo no espera de su Presidente una receta de médico (sólo logos), espera de su presidente una respuesta política (que implica logos –saber lo que se hace-, pathos –cercanía con el pueblo- y ethos –coherencia con lo que se dice-).

Lo anterior sin necesariamente caer en el populismo en el que cayeron los otros dos presidentes, recordemos que ni la TV, ni la comunicación política nacieron aquí, sino en los Estados Unidos y estas técnicas las ha empleado tanto republicanos como Ronald Reagan y demócratas como Bill Clinton y Barack Obama.

*Politólogo, director del Centro de Gobierno José Luis Bustamante y Rivero de la Universidad Católica San Pablo.


CONVERSANDO CON PPK
1 voto con un promedio de 5 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta