Transformando el Perú > Opinión y Análisis > Carla Gutierrez > Dejo mi país no por deseo propio, si no por conflictos internos

Dejo mi país no por deseo propio, si no por conflictos internos

Por: Carla Gutiérrez 


Dejo mi país no por deseo propio, si no por conflictos internos.

Según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, establecida en el año 1950, indica que el motor fundamental para buscar asilo en un país diferente al suyo es la seguridad; por ello, migran con un sinfín de incertidumbres; siendo una de ellas, si llegaran al destino planificado. Llevando como equipaje la esperanza de poder vivir en un clima de armonía y paz en el cual puedan desarrollarse ellos y sus familias. Floreciendo como primer destino los campos para refugiados en un país extranjero donde muchas veces desconocen el idioma, tradiciones y costumbres. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) define como refugiado “a la persona que posee temor de ser perseguido por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de tal país” (Portal institucional ACNUR, 2001, pp.4). Se evidencia que la  movilización de estas personas se fundamenta con un alto sentido de sobrevivencia y de respeto a sus derechos fundamentales; ya que, en reiteradas veces se vulneran los mismos.

En reiteradas ocasiones no son aceptados y deberán continuar un camino más largo del antes planificado. Como destino atractivo se registra el continente europeo, se conoce; que en el año 2015, se presentó una crisis; debido a la gran cantidad de migrantes a dicho continente, cruzando el Mar Mediterráneo; se calcula que más de un millón de personas llegaron al sur de Europa con botes provenientes de los países de Afganistán, Irak y Siria. Pero todos no pudieron llegar a su destino, muchos de ellos murieron durante el viaje, se conoce que cerca de 3.770 personas murieron o fueron reportadas como perdidas en el Mar Mediterráneo. El presupuesto que se asigna para Europa en el 2015 fue de $480,5 millones de dólares. A finales de 2015, el presupuesto revisado para 2015 había aumentado a $592 millones de dólares, lo que se desato en una crisis de refugiados. Evidenciando un déficit de $111,5 millones de dólares (Portal institucional ACNUR, 2001).

Los puntos de ingreso hacia Europa son los países de Italia y Grecia. En especial la isla italiana de Lampedusa, que es el ingreso más cercano para los refugiados provenientes de África del Norte. Pero también se encuentra en crisis migratoria los puertos de Malta y Grecia. Según la  Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados miembros de la Unión o Frontex indica un gran incremento de migrantes provenientes de Egipto y Libia. Otra factor que contribuyó con la crisis migratoria en Europa son las guerras producidas en Libia y Siria, para el caso de Siria sus países vecinos son los que reciben gran número de refugiados, aproximadamente tres millones de personas. También provienen de Somalia y Eritrea.

Lo que sabemos es que los refugiados son personas que huyen muchas veces por los conflictos desatados dentro de su territorio y ven como una vía de escape la migración, el cual se torna como un viaje de incertidumbres y desafíos. Por eso podría tomarse en cuenta la siguiente frase: Dejo mi país no por deseo propio si no por conflictos internos”.

 

Fuentes:


Califica esta publicación

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta