El drama de siempre

Por: Diego Cáceres Cárdenas


El drama de siempre

Cada año es común ver en nuestro país el derramamiento de sangre, perdidas económicas, perdidas materiales y lamentablemente perdidas humanas producto de enfrentamientos entre las fuerzas del orden y los habitantes de una algunas zonas. Según datos del ultimo reporte de la Defensoría del Pueblo en la actualidad existen mas de 200 conflictos sociales latentes en nuestro país. Para ser mas especifico un conflicto social (según la Defensoría del Pueblo)  es un proceso complejo en el cual sectores de la sociedad, el Estado y/o las empresas perciben que sus posiciones, intereses, objetivos, valores, creencias o necesidades son contradictorios, creándose una situación que podría derivar en violencia […] la complejidad está determinada por el número de actores que intervienen en ellos, la diversidad cultural, económica, social y política, las formas de violencia que se pueden presentar, o la debilidad institucional para atenderlos.

Desde comienzos de este año el proyecto minero “Las Bambas” nuevamente es foco de atención pero por cosas de índole económico sino mas bien por el conflicto social que se tiene. Lamentablemente al día de hoy se ha confirmado la muerte de un comunero producto de un enfrentamiento con P.N.P. El problema es que es nuevo conflicto social se convierta con el transcurrir de las horas en un nuevo “Tia Maria” o en un nuevo “Conga” ya que tiene todas las características de sus predecesores: Un nuevo proyecto minero que esta apunto de iniciar operaciones y de pronto los agitadores de siempre llegan caídos del cielo e instigan a los pobladores a tomar las armas y luchar a capa y espada por sus derechos, ya que según ellos su causa es la justa y por ende la única que vale.

El miedo esta ahí, latente en la cabeza de todos como si fuera un deja vu, porque en esencia es eso, un deja vu. Es una piedra en donde siempre tropezamos una y otra vez. Si no se desactiva esta bomba a tiempo las consecuencias serían terribles ya que al no iniciarse este proyecto se perderá el mayor proyecto minero con una inversión de US$10.000 millones y una producción anual 450.000 toneladas de cobre los primeros cinco.

Además la imagen que daríamos al exterior se deteriora, los inversionistas por más recursos que tengamos se irían a buscar un mejor escenario ya que el mensaje que damos es: ven invierte en nuestro país, cumple con todas las formalidades y la excesiva burocracia, has todas los estudios habidos pero al primer estallido de conflicto le daremos la razón a los otros.

La izquierda como siempre mal informa y distorsiona a los pobladores, ya que sus líderes incitan mediante todos sus canales que esta lucha es justa y que están en todo su derecho de protestar y si un miembro de la fuerzas armadas cae no importa pero si es un poblador u otra persona que piensa como ellos, lo que hacen es perseguirla judicialmente y hacerle la vida imposibles. Proclaman igualdad, justicia e equidad pero solo para las personas que piensa como ellos pero para los demás esto no existe.

Y el mensaje para un conflicto social es: toma las carreteras que quieras, bloquea las vías de acceso, entra y destruye locales públicos o privados, causa todo el daño que se ha posible a los fuerza del orden, paraliza a toda una ciudad entera, haz todo lo que se te venga en gana porque si tienes una buena excusa todo tus motivos son muy superiores a todo lo demás.

Aún estamos a tiempo de desactivar esta bomba. Pero una vez desactivada el conflicto el gobierno debe de trabajar más de cerca en las zonas vulnerables de los conflictos. Arduo trabajo le espera a este gobierno.


El drama de siempre
1 voto con un promedio de 5 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta