Transformando el Perú > Opinión y Análisis > Josías Conde > El día del Maestro, noble y sacrificada profesión.

El día del Maestro, noble y sacrificada profesión.

Por: Josías Conde.


El día del Maestro, noble y sacrificada profesión.

Cada 6 de julio se rinde homenaje  al maestro peruano, convirtiéndose  en una día especial en el calendario cívico. Fuera de las celebraciones, es necesario saber el porqué de éste día, en  qué contexto se encuentran nuestros maestros, y cuál es el apoyo actual y futuro a la educación peruana.

La primera memoria de éste día fue en 1822, donde  José de San Martín   percatándose que más del 90% de  habitantes no sabía leer ni escribir, decide fundar la primera escuela de varones en el país. La escuela fue dirigida por Diego Thompson, ex misionero y excelente maestro que impulsó el método Lancaster por el que los alumnos más destacados enseñaban a los que iban más atrasados. Fue en 1953 durante el gobierno del general  Manuel A. Odría se instituye oficialmente el día del maestro tanto para  instituciones educativas públicas como particulares.

Durante los últimos años el gobierno nacional y sobre todo el ministerio de educación de la mano del ministro  Jaime Saavadera ha mejorado las acciones y políticas para el desarrollo de la educación, como es el caso de:

El incremento sostenido del gasto público en el sector, que hoy bordea el 3,8% del PBI, alrededor de 1,2 puntos porcentuales por encima de lo registrado cinco años atrás.

La implementación de la jornada escolar completa, la introducción de la meritocracia en la carrera magisterial y la modernización de la gestión educativa a partir de una mayor capacitación a los directores. El incremento gradual del salario  que actualmente solo se incrementó un 44%.

Las diferentes inversiones  a las instituciones educativas han sido de gran ayuda como es el caso al mantenimiento de la infraestructura  y mobiliario de los colegios nacionales. Con el otorgamiento de S/341 mlls.  49 000 colegios nacionales se encuentran en reparaciones techos, pisos, instalaciones sanitarias y eléctricas.

En cuanto a la capacitación del docente este año se encuentra en ejecución  la inversión de S/570 millones para  capacitar y asesorar de forma continua a los profesores que laboran en colegios públicos, con el fin de fortalecer sus  competencias, así como revalorizar su labor  de la que depende la formación y desarrollo de las futuras generaciones del país.

Uno de los grandes objetivos en educación es alcanzar el 6% del PBI para el 2021.

A pesar de los esfuerzos realizados por el último gobierno, todavía no logramos acortar la brecha de educación que tenemos, a causa de sin fin de factores como es el caso de nuestra geografía. Tenemos desde escuelas en la alta serranía hasta escuelas situadas en la selva, donde los maestros con solo una pizarra y un par de tizas logran realizar su labor.

Por otro lado tenemos el problema de siempre que es la dejadez de autoridades y la corrupción que se tiene en estas instituciones que  pausan el desarrollo educacional. Éste y un sin fín de causas provocan que la educación en nuestro país no sea pareja  y de calidad. Lamentablemente el Perú sigue estando en los últimos puestos a nivel latinoamericano en cuanto a educación.

Diferentes necesidades, adversidades y nuevos retos pasa el maestro peruano para desempeñar su labor a plenitud; es que ser maestro no es solamente enseñar una materia, no es solamente ir a la institución educativa de 8:00 am a 3:00 pm, es más que eso. Es comprometerse con los alumnos y a la institución que representa, es saber las inquietudes y preocupaciones que aquejan a sus alumnos, y por sobre todas las cosas es inculcar al alumno lecciones de vida como valores, respeto a las personas que los rodean, y sobre todo amor a la tierra donde viven.

Lamentablemente   el 6 de julio para miles de maestros es otro día ejerciendo esta sacrificada y noble profesión.


Califica esta publicación

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta