El Señor Contralor

Por: Gonzalo Banda Lazarte


El Señor Contralor

La capacidad y la autonomía son las dos características necesarias de toda oficina pública óptima. según Max Weber el famoso sociólogo alemán, creador de la estructura de la nueva burocracia moderna.

Con el tiempo se han podido hacer estudios sobre estas dos categorías y Fukuyama sostenía que si bien es necesario que una oficina pública cuente con funcionarios capaces, la capacidad está directamente relacionada con el comportamiento ético de un actor público según Fukuyama, a mayor capacidad mayor discrecionalidad para el trabajador, y la teoría nos dice que mayor confianza en su reputación ética.

Los escándalos que ha levantado el comportamiento del Contralor General de la República, nos advierten que demasiada discrecionalidad, tampoco ha sido la mejor, sobre todo si tenemos en consideración que se trata de la oficina pública que debe supervisar las cuentas públicas de todo funcionario del estado. Precisamente si hay un funcionario, que no sólo debe ser santo, sino parecerlo, es el Contralor General de la República.

La práctica que ha iniciado el Contralor, de denunciar a cuanto funcionario o ciudadano le salga en frente, nos advierte que se trata de un funcionario, que no sólo ha perdido credibilidad, sino que comienza a utilizar las prerrogativas legales para blindarse de las acusaciones públicas, iniciando cacerías de brujas, intentando exorcizar demonios que no existen y colgar a quien fuera necesario.

Sospechosamente, un funcionario de esa catadura, permanece impávido, sin que ningún músculo se le contraiga, puede venir a Arequipa, amenazar a la Universidad Nacional de San Agustín y a la Gobernadora Regional, tomar su avión y seguir con su vida cotidiana, como si nada estuviese sucediendo. Acaso el fujimorismo no tendría que usar la espada filosa que usa últimamente para pasar por el cadalso político al Contralor.

Qué corona o a qué dinastía pertenece nuestro Contralor, que lo hace inmune a la crítica de la opinión pública, en un país donde precisamente la corrupción ha pasado a ser el tema de mayor preocupación de la ciudadanía. Qué intereses defienden quienes lo protegen. Son muchas las preguntas que despierta la sospechosa inacción que se tiene frente al Contralor que la ciudadanía reclama como respuesta.


El Señor Contralor
1 voto con un promedio de 5 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta