Transformando el Perú > Opinión y Análisis > Mishel Paredes Chura > “¡Familia, sé lo que eres!”

“¡Familia, sé lo que eres!”

Por: Mishel Paredes Chura

“¡Familia, sé lo que eres!”

¿Te has puesto a pensar cómo sería nuestra sociedad si no existieran las familias? Terrible, ¿verdad? Supongamos un futuro distópico en el que al nacer seas entregado a una institución que te eduque, no gozarías de los privilegios de crecer en el amor de un hogar.  Serias educado de acuerdo a las necesidades de una sociedad. ¿Dónde quedarían las charlas de padres e hijos, los cuidados de mamá y los sabios consejos del abuelo? Definitivamente sería un desastre.

El pilar fundamental que sustenta a la sociedad, es la familia. Esta institución le brinda, al recién nacido, el soporte adecuado para desarrollarse. Debería ser indiscutible que el fracaso de la familia genera la frustración de la sociedad. Por lógica deberíamos proteger a la familia, así se lograría un adecuado progreso de la sociedad. Lamentablemente esta ya no será nuestra realidad. En la actualidad las sociedades modernas, no conciben a la familia como cuna del desarrollo y educación del ser humano. Sino la toman como un lugar violento y limitante. Llegando al punto de atacarla, al extremo de deconstruir su esencia.

Pero todos nos preguntamos: ¿Por qué se ataca a la familia? La respuesta es evidente, pero difícil de aceptar. Juan Pablo segundo nos dice: “La familia es base de la sociedad y el lugar donde las personas aprenden por vez primera los valores que les guían durante toda su vida”. Estas palabras encierran verdades que hoy en día ya no son recordadas por el hombre moderno.  ¿Acaso el concepto de familia debe de evolucionar a la par de la tecnología o el deseo de algunas minorías?

La familia es una comunidad de amor, sustentada en la unión matrimonial del hombre y la mujer a fin de potenciar su complementariedad. Para formar y educar a todos sus integrantes con el fin de la santidad.

Resaltando el tema de complementariedad del hombre y la mujer. Este se basa en sus diferencias antropológicas, que les permiten llegar a un equilibro al momento de hablar de formación integral de los hijos. Además, resaltar que esta se vale de la vocación al matrimonio que debe ser bien discernida en su momento, para evitar futuras rupturas.

Hoy en día la figura del matrimonio está siendo atacada. La distorsión de su esencia provoca aceptar como normal el divorcio, el matrimonio exprés y el muy polémico matrimonio homosexual. Llevándonos a devaluar este sacramento y derecho. Teniendo consecuencias graves en los hijos. ¿Quién no ha escuchado de los problemas que se enfrentan durante un divorcio? Mucho más la carencia de algún progenitor que confunde al menor y provoca su pérdida de identidad. Hay estudios que demuestran que se presentan mayores problemas psicológicos en los menores criados por un matrimonio homosexual que uno tradicional.

La gracia más grande otorgada a la familia es poder engendrar vida. Es contradictorio que se le pida rechazarla y destrozarla. La actual lucha por la legalización del aborto, no solo destruye a la familia, sino la vuelve verdugo de sus integrantes. Los efectos que debe enfrentar una persona después de un aborto son inimaginables.

Desde un enfoque económico. Hoy en día es necesario el que ambos padres salgan a trabajar para poder sostener el hogar. Esto implica menos tiempo de calidad como familia. Es triste ver que a los hijos los conoce más su maestra que sus padres, que cuando necesiten un consejo tendrán que encontrarlo en la televisión o el internet. Padres les dieron todo lo que pudieron, no les falto nada más que ustedes mismos.

Aunque no se ve aun en nuestro país. Con el tiempo los padres irán perdiendo derechos sobre sus hijos. El estado será el encardo de educar. Comentemos el caso de Charlie Gard, un angelito que ya está en el cielo. La justicia británica lo desconecto de su soporte vital en contra del deseo de sus padres. Quienes ya no tenían ningún derecho sobre la vida de su menor. Tomando otra referencia más cercana en México y otros países se ha remplazado las palabras “padre” Y “madre” de las actas de nacimiento. Finalmente, en Canadá el cambio de sexo en menores ya no debe ser consentido por los padres, llegando a quitarles la custodia si no aceptan su “identidad de género”.

Este 2017 fue nombrado el “Año de la Familia” por Monseñor Javier del Rio Alba. Es evidente que esta fue una medida de protección a la familia, debido a los constantes y modernos ataques que viene soportando. La familia es el pilar de la sociedad. Entonces a todos debería preocuparnos que la amenaza. “¡Familia, sé lo que eres!” es la exhortación que hace el Papa Juan Pablo II. En estos tiempos modernos solo queda decir: Familias no olviden quienes son y lo importantes que son.

 

Aquí les dejo algunos links de las noticias mencionadas en el artículo:

https://www.aciprensa.com/noticias/etiquetas/charlie-gard/

http://eldiariodechihuahua.mx/Local/2017/03/02/polemica-por-nuevas-actas-de-nacimiento/

https://www.actuall.com/educacion/los-ninos-de-la-provincia-canadiense-de-alberta-podran-elegir-su-identidad-de-genero/

http://www.noticiacristiana.com/sociedad/2017/06/canada-hijos-padres-identidad-de-genero.html


“¡Familia, sé lo que eres!”
6 votos con un promedio de 4.83 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta