¡Hola mundo!

#LaVozDelSilencio


¡Hola mundo!

Bueno aquí estoy escribiendo estas primeras líneas que quiero compartir con ustedes y con las cuales me lanzo a crear este espacio en el que deseo contarles mis experiencias, mis inquietudes y echar a andar el paso en este camino que me puede llevar a ser ¿y por qué no? una voz en medio del silencio reinante que curiosamente se percibe muy fuerte en el largo y ancho del mundo, pese al enorme barullo en el que también vivimos sumergidos, sin tomarnos nada o muy pocas cosas en serio y sin que nadie o muy pocos (yo lo intentaré) digan algo al respecto. Y también para ser (mejor aún) una voz del silencio ¡del alto! ¡Hasta aquí nomás! porque es momento de parar y de fijarnos en lo que estamos haciendo, de pensar, de entender y de hablar (pero ¡en serio!).

De qué se trata esto. Como dice Lila Downs, una cantante que nació en la punta del guaje, ciudad azteca más conocida como Oaxaca, “hay en la noche un grito y se escucha lejano, cuentan al sur, es la voz del silencio. En este armario hay un gato encerrado, porque una mujer, porque una mujer, defendió su derecho”. Bueno, resulta que nada mejor describe ahora mi situación. Y como ya muy perspicazmente habrán advertido, soy mujer, además, nací en los 90’s y soy Millennial. Sí, de aquella generación que llaman “peter pan” porque se dice que demoramos la transición entre la niñez y la edad adulta. Que al mismo tiempo se combina con particular interés por involucrarnos en debates sobre las políticas públicas y con un arrebatado gusto por expresar nuestra opinión comprometida y difundirla en las redes sociales. Para quiénes se consideran “más o menos así”, reconózcanlo son Millennial también.

A mí, como a muchos o pocos, no lo sé (y como también habrán podido notar en la letra de la canción “Dignificada” -así se llama-), me inquieta el tema de los derechos y en realidad, no sólo los derechos de las mujeres, vamos, derecho es derecho, los tuyos los míos, ¿no es que los llaman derechos ‘humanos’? Pues sí, me inquieta este asunto, el asunto de los derechos humanos y de todos sin excepción.

Sí. También lo sé. Sobre este tema se está hablando mucho y se está escribiendo mucho más todavía (porque, como dice el dicho, el papel lo aguanta todo). Pero resulta que, mientras más leo lo que escriben y escucho lo que dicen sobre los derechos humanos, más dudas tengo y menos convencida quedo. ¿Por qué será? (segunda pregunta suelta al aire). Tal parece que algo no termina de cuajar y hay mucho pan por rebanar. Creo y también creo que a muchos les pasa, que queremos escuchar (en medio del ruido y mejor si apretamos MUTE) la ¡V-E-R-D-A-D! sobre estos derechos.

Y seguro ya han de estar pensando… “Mujer tenías que ser” “Siempre quieren hablar”… Pero sí, está bien, sean libres y piénselo, porque yo también en nombre de esa libertad es que quiero buscar aquella verdad que, sobre los derechos humanos, parece que no muchos, nos quieren contar (intuyo). Y tal vez otro tanto -como es mi caso- no conocemos aún.

Anímense todos aquellos que estén interesados en indagar, aprender y reflexionar sobre los derechos humanos a compartir juntos este espacio todos los segundos y cuartos viernes de cada mes (y siempre, con el auspicio de TEP). Y ojalá que, como decía la siempre admirada Mercedes Sosa, “la reseca muerte no me encuentre sin haber hecho lo suficiente y que lo injusto no me sea indiferente”.

¡Nos vemos a la próxima!

LVS

Lila Downs – Dignificada


¡Hola mundo!
16 votos con un promedio de 5 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Comment(1)

Deja un comentario

1 Comentario