Transformando el Perú > Opinión y Análisis > Gbanda > Kenji Fujimori: el último emperador

Kenji Fujimori: el último emperador

Por: Gonzalo Banda Lazarte


Kenji Fujimori: el último emperador

Parece ser que Kenji Fujimori desea escalar en Fuerza Popular, lejos de ser el menos querido de los Fujimori, de un tiempo a esta parte a pasado –entre su pasado adolescente y su peculiar forma de hablar–, a ser el más popular de los Fujimori, suscita simpatías en las bancadas opositoras y parece ser el más cercano a su padre, como dan cuenta sus visitas continuas al lugar de encarcelamiento de Alberto Fujimori.

Kenji, es un político sin mucho adorno, casi un antipolítico, un hijo de una estirpe populista, que está en extinción en América Latina, aprovecha el legado de su padre, pero no quiere ser su padre, se le ve siempre remangado en faena, con lampa en brazo, pero al mismo tiempo no se opone a reformas liberales como la unión civil homosexual. Es un populista de derecha liberal, mano dura, pero mente muy abierta, un heterodoxo Fujimori.

Keiko tiene el legado, pero sus formas duras, a veces lindando con la pose, contrastan con los modales rudos, hasta pueriles de su hermano, a quien se puede acusar de todo menos de fingir con sus formas. A Kenji, lo reviste el aire imperial Fujimori, pero al mismo tiempo es un nuevo Fujimori, que trae consigo lo más duro del fujimorismo pero también lo más abierto del fujimorismo.

Siempre se ha subestimado mucho la inteligencia de Kenji, incluso la misma bancada fujimorista y Keiko lo han ninguneado en muchas oportunidades. Pero lejos está de ser el más torpe de los fujimoristas, y en estos últimos meses está jugando el rol que le corresponde, no va a dividir al fujimorismo porque finalmente se va a plegar a las normas del partido, pero que no quepa duda que va a poner dura resistencia, pues finalmente su hermana, como él, tuvieron el mérito de apellidar Fujimori.


Califica esta publicación

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta