Transformando el Perú > Opinión y Análisis > Gabriel del Prado > La violencia contra la mujer, la ley 30364 y su aplicación en el Perú

La violencia contra la mujer, la ley 30364 y su aplicación en el Perú

Por: Gabriel Del Prado Alvarez.


La violencia contra la mujer, la ley 30364 y su aplicación en el Perú

En estos meses se ha visto como grupos, colectivos y organizaciones promueven campañas de la No Violencia contra la Mujer, así como también de la famosa Ley 30364 promulgada en el gobierno de Ollanta Humala Tasso, con el objetivo de prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar, o de la famosa Marcha organizada por el colectivo Ni una Menos para el sábado 13 de agosto a nivel nacional, pero sin embargo estas marchas y leyes que se dan no está solucionando el problema de fondo.

Como hemos visto esta Ley está dada para la efectiva protección de la mujer utilizando políticas especializadas para la erradicación de la violencia, así como en su artículo 17 de la famosa flagrancia, en donde se procederá a detener al agresor por el termino de 24 horas, o también la aplicación del  proceso inmediato en la cual de recibida la denuncia por parte de la comisaria del sector este procederá a elevar el informe correspondiente en un lapso de 24 horas ante el Juzgado de Familia, para que este órgano jurisdiccional dicte las respectivas medidas de protección.

Hasta ahí suena muy bien, sería como una Ley muy efectiva para la erradicación de la violencia familiar, pero no debemos olvidarnos de ciertas insuficiencias, como por ejemplo el agresor se acoja al principio de oportunidad para su pronta liberación o el tema de la burocracia en cuanto a los Reconocimientos Médicos Legistas,  que son a veces las principales causas por las cuales las personas dejan de proceder con la denuncia, que en muchos casos la razón es el tiempo, claro que con una atención rápida en todo momento se solucionaría esto, pero sin embargo no es así, y como resultado se tiene el archivo del caso.

Como hemos visto la liberación del detenido seria como una especie de riesgo para la víctima, ya que podría ser violentada nuevamente y en los mayores de los casos hasta asesinada.

Otro déficit que se tiene es el tema de que las víctimas son dejadas en el desamparo en cuanto al asesoramiento jurídico gratuito que de por si el Estado peruano les tiene que brindar, esto sucede y actualmente sigue en el Perú, muchas veces el Estado como órgano garante de los derechos constitucionales de las personas les brindan un abogado de oficio en forma inmediata a los agresores o personas imputadas de delitos, pero sin embargo y para sorpresa de todos, no se le brinda un letrado de oficio a la o las víctimas en forma rápida, cosa que es muy indignante. Es ahí donde vamos a tener una tremenda cifra de personas por desconocer el proceso de la denuncia, abandonen el proceso y por ende se archive el caso.

Otro tema muy peculiar que tenemos es la gran corrupción que existe entre el Poder Judicial y el Ministerio Publico y también todos los mecanismos legales que puedan acogerse los agresores para no ser juzgados como deben, y uno de estos casos más sonados es Arlette Contreras, que ahora involucra a magistrados y fiscales que en estos momentos están siendo investigados por la OCMA y OCI del Ministerio Publico.

Esperemos que con la marcha del 13 de agosto se tome conciencia sobre la violencia contra la mujer, y no se vuelva a presentar estos casos, así como también no se deje impune estos actos por parte de nuestros magistrados

 

 

*Los artículo presentados en Transformando El Perú son de entera responsabilidad de sus autores.


La violencia contra la mujer, la ley 30364 y su aplicación en el Perú
37 votos con un promedio de 5 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta