Transformando el Perú > Opinión y Análisis > Lucía De Rivero > La vocación natural de la mujer: A lo que está llamada a ser

La vocación natural de la mujer: A lo que está llamada a ser

Por: Lucia De Rivero


La vocación natural de la mujer: A lo que está llamada a ser

Cuando era niña, solía jugar con mis amigas a las muñecas, cada una tenía su muñeca es decir su “hija” y nosotras (unas chiquitinas de 5 o 6 años) éramos las mamás, y nos dedicábamos a cuidarlas, cambiarles el pañal, darles de comer, jugar con ellas y otras actividades maternales, lo increíble, era que todo surgía espontáneamente, no lo planeábamos, simplemente lo hacíamos.

Pero cuando de pronto me preguntaban que quería ser de grande, contestaba: “veterinaria”, “bombera”, “odontóloga “ y así cada día me cambiaba de profesión, pero nunca respondía “ser mamá”, de repente en ese momento esa palabra me quedaba muy grande y el rol de mamá solo se quedaba en el juego de niñas.

Paso el tiempo y yo entraba a secundaria, solo pensaba en las amigas, el primer amor, los famosos quinceañeros, entre otras cosas, y nunca me detuve a pensar sobre mi vocación, lo veía como algo muy, muy lejano. En cambio, en cuarto de secundaria, la realidad cambio bruscamente en el momento que entro la psicóloga a mi clase a entregarnos las encuestas de vocación, sentí una presión y preocupación existencial que nunca había experimentado antes.

En quinto, bueno ni que decir, la presión se convirtió en un factor cotidiano, hasta que en los últimos meses del año, decidí la carrera de administración de negocios, totalmente contraria a los resultados de vocación que tuve durante dos años (psicología).

La universidad la empecé con muchas expectativas, me dedique a estudiar, participé en muchos diplomados, programas, eventos, las clases de inglés y otras actividades que cada vez más aumentaba mi afán de ser mejor profesionalmente, ahora que ya estoy a punto de terminar mi carrera, solo pienso sobre mi posgrado, mañana pensare en un nuevo idiomas, después en el trabajo y luego en el doctorado y así…sucesivamente, y veo que el tema de ser madre sigue siendo tan difuso y lejano, como lo percibía cuando tenía 5 años.

Y la pregunta es ¿por qué el rol de ser madre, para algunas, queda en un segundo plano y para otras ni siquiera aparece en sus planes (como en mi caso)?

De hecho, para responder a esta pregunta, partiría de mi propia experiencia. Estoy creciendo y desarrollándome en un mundo demasiado competitivo, que implica, esfuerzos, estudios, renuncias, distancia de la familia, trabajo, preocupación, estrés, entre muchas otras cosas más.
Todo esto con el fin de tener una economía estable, reconocimiento o poder.

Pero hay algo mucho más profundo en la mujer que su vocación profesional, se trata de la vocación natural de la mujer, ser esposa y madre. El cuerpo y el alma de la mujer están hechos para una finalidad especial, la mujer está orientada a la totalidad de las personas, por eso es que la mayoría tiende a cuidar, custodiar, hacer desarrollar a los demás en todos los aspectos de su vida.

Pero con esto no quiero decir que todas las mujeres tenemos que ser madre y esposas, también podemos ser “compañeras” de los demás, compartir la vida con otros seres humanos, ser parte de lo que están pasando, sufrimientos, alegrías, desilusiones, etc.

También la especificidad femenina se puede desplegar en tu mismo campo profesional, hay profesiones que son más orientadas a la naturaleza de la mujer, como la educación, la enfermería, la medicina; en la que la mujer está directamente relacionada al cuidado y desarrollo de la persona. En cambio, hay profesiones que son más abstractas como la ciencia, la economía, la matemática, la administración de negocios, que es un poco más difícil poder expresar esa naturaleza, sin embargo, todos tenemos en nuestros trabajos personas que están alrededor, ya sean nuestros jefes, empleados, compañeros de trabajo y clientes, que son personas a las que podemos ayudarlos a crecer y sostenerlos en momentos difíciles. 

Por eso es tan importante respondernos las siguientes preguntas: ¿a qué responde nuestra naturaleza de mujeres? ¿Por qué estamos configuradas de un modo totalmente distinto al del hombre? ¿Cómo podemos responder a esta vocación natural?


La vocación natural de la mujer: A lo que está llamada a ser
46 votos con un promedio de 4.37 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Comment(1)

Deja un comentario

1 Comentario