Más allá del deber

Por Rodrigo Cárdenas Jiménez

Más allá del deber

La responsabilidad social es en definición según la norma ISO 26000, un compromiso voluntario y explicito que las organizaciones asumen frente a las expectativas  y acciones concertadas que se generan  con las partes  interesadas en materia de DHI (desarrollo humano integral); esta permite a las organizaciones asegurar el crecimiento económico, el desarrollo social  y el equilibro ambiental, partiendo del cumplimiento de las disposiciones legales.

Cuando decimos que una empresa cumple con su compromiso de responsabilidad social, se tiene por conocimiento implícito que esta organización está cumpliendo perfectamente con el aspecto legal, como son la Constitución de la República, leyes, decretos y resoluciones, dependiendo del sector de la empresa y aplicándose a los derechos del trabajador, condiciones ergonómicas, pago de impuestos, gestión ambiental, etc. Además de que estas condiciones puedan ser fiscalizadas por distintos organismos del estado. Es por eso que, cumplir con estas normas legales es un buen paso para el desarrollo de responsabilidad social en una empresa, puesto que las empresas si tienen un deber para con la sociedad, ya que ellas se benefician de la sociedad y deben retribuirle de alguna manera. Pero existen muchas organizaciones que van mucho más allá del deber legal y no solo por honrar el compromiso de responsabilidad social que se encuentra publicado en la página oficial de la organización sino que reconocen la importancia de su impacto desde su identidad y misión particular en la sociedad.

Por poner solo un ejemplo, una notable universidad católica arequipeña, cuenta con un compromiso explícito de responsabilidad social y fiel a su identidad católica, lleva de la teoría, ósea del compromiso, a la practica de  la responsabilidad social en dinámica con su identidad católica. ¿Por qué? Cuando una universidad recibe el título de católica es porque contiene una formación académica católica entre sus diversas mallas de estudio además de que su labor está en relación con la iglesia católica.

Para poder aplicar una responsabilidad social efectiva deben primero identificarse las partes interesadas, para el caso de una universidad estos podrían ser, entre las más importantes, los alumnos, profesores y personal administrativo. La universidad en mención, tiene claro su compromiso con la evangelización de la cultura, por eso su participación en corsos por la vida y la familia, campañas de obra social y demás, pero a mí, como estudiante, me llamó mucho la atención la promoción de la familia y el incentivo al sacramento del matrimonio, puesto que la familia es el mejor lugar para el desarrollo de  personajes con valores éticos para que puedan contribuir a la construcción de una sociedad más justa. Es por eso que puedo dar testimonio de la promoción de profesores y personal administrativo que tienen por proyecto la formación de una familia católica, gracias a los recursos y el apoyo que brinda la institución.

Por ultimo debo reconocer el buen trabajo por parte de esta organización, contribuyendo a la formación de un mejor mañana y por ir más allá de lo que dicta el deber, ya que pequeñas cosas haces grandes cambios.


Califica esta publicación

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta