No defraudemos al Perú

Por: Javier Pérez Lozada


No defraudemos al Perú

Keiko: “En elecciones de 2021 no habrá ningún candidato presidencial que se apellide Fujimori”

Kenji: La decisión es mía: sólo en el supuesto negado que Keiko no gane la presidencia, yo postularé el 2021

Y así el congresista más votado no fue a cumplir con su deber cívico, cuando quieres el poder, no hay hermanos, no hay familia, no hay mamá, no importa si las elecciones andan muy reñidas, casi apretadas, casi “fraudulentas”, casi cuestionables. Prima el egoísmo, si su hermana fracasa Kenji apuñeteara ser el abanderado para el 2021, tendría los motivos suficientes, “fracasaste dos veces hermanita”; tiene los mismos méritos para candidatear y ya no secundar, apellida Fujimori, maravilloso regalo político para escalar a ser el líder, esa herencia bendita de recibir la política sin mover las manos. Gracias Alberto.

El actuar de Kenji, por más “ocupado” que estuvo, solo demuestra las rencillas internas de un partido, el más poderoso, de estos tiempos en nuestro Virú. Lo callaron después de esas declaraciones, lo dejaron al margen y a nadie le gusta eso.

Kenyi manifiesta ese egoísmo alturado por tentar el poder y que democráticamente demuestra. Pero de apoyo, confraternidad, unidad, no queda nada, ¡no hay hermana que valga! ¿Cómo puedes pretender ser candidato de un país? Sin ni siquiera mostrar compromiso por los tuyos.

Está claro que si eso pasa en el clan Fujimori, ¡imagínate! como estamos con las tensiones de estos resultados, hubiera sido preferible un triunfo distante, de cualquiera de las partes, a llegar a una situación tan estrecha que va a generar más de una reacción conflictiva, basta que alguien gane por solo un voto y tenemos humo blanco en la casa de Pizarro, ¿todos lo entenderemos así? El Perú se fragmenta y mucha hidalguía de aceptar los resultados no va existir.

Hemos llegado a este desconcierto político, gracias a este egoísmo peruano de dilapidar los pocos partidos políticos que quedan, un ego inmenso de nuestra clase política, que ha degenerado en caudillismos que duran, sino es por herencias, por vidas efímeras. Casi 200 años y seguimos sin construir identidades e instituciones sólidas, pero hay verdades que se repiten, como lo dijo Bolognesi: “Dios va a decidir este drama en que los políticos que fugaron y los que asaltaron el poder tienen la misma responsabilidad. Unos y otros han dictado, con su incapaz conducta, la sentencia que nos aplicará el enemigo.” En la conducta y el actuar de nuestros políticos quedará la herencia con la que llegaremos al bicentenario, comprobando que no hay amor entre nosotros si aún tenemos enemigos entre los nuestros.

Pocos Bolognesis quedan en nuestras altas esferas, sin embargo, nosotros busquemos ser un héroe peruano, que la política no va a cambiar nada, si entre nosotros nos seguimos reclamando; demostremos unidad, consenso, patriotismo, que ya fue suficiente con masácranos por Keikos y Ppks.

Busquemos ser correctos ciudadanos, que es una forma más efectiva de mejorar el país, porque si esperamos a que los políticos lo resuelvan, moriremos con la añoranza de que pudimos recuperar Arica, que Velasco “sí la hacía”.

“Esta será seguramente una de las últimas noticias que te llegarán de mí, porque cada día que pasa vemos que se acerca el peligro y que la amenaza de rendición o aniquilamiento por el enemigo superior a las fuerzas peruanas son latentes y determinantes. Los días y las horas pasan y las mismas como golpes de campana trágica que se esparcen sobre este peñasco de la ciudadela militar, engrandecida con un puñado de patriotas que tienen su plazo contado y su decisión de pelear sin desmayos en el combate, para no defraudar al Perú… Nunca reclames nada, para que no crean que mi deber tuvo precio.” Bolognesi

 


No defraudemos al Perú
1 voto con un promedio de 5 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta