Queridas hijas

Por: Roncuaz   Queridas hijas Como muchos profesores, soy profesor casi desde que dejé de ser formalmente alumno aunque nunca dejaré de serlo informalmente, ni alumno, ni profesor. Este oficio tiene la peculiaridad de mantenernos en una especie de estado adolescente o juvenil permanente. De tanto hablarles y escucharlos rejuvenecemos y se nos pega un poco … Sigue leyendo Queridas hijas