Referentes

Por: Diego Cáceres Cárdenas.


Referentes

Las preguntas repetidas que siempre he escuchado en  el colegio, en la universidad, en las reuniones formales o informales, en los congresos, en los seminarios, en las charlas y en cualquier conversación es: ¿A qué persona admiras? ¿Con quién te identificas? ¿Quién es tu referente? ¿Cómo quién te gustaría ser?

Algunos mencionan que admiran a sus familiares o personas cercanas a su familia pero lo más usual es escuchar que las personas admiran a los artistas (ya sean cantantes o que se desenvuelven en otra rama artística), a los deportistas, a las estrellas de rock, a las personas multimillonarias, a los periodistas destacados, modelos, actores, directores, personajes de la realeza, intelectuales, científicos, líderes espirituales, héroes militares, etc.

Pero muy pocas veces he escuchado que una persona diga que admire a un político o en su defecto a un funcionario público, estoy más que seguro que si salgo a la calle y hago una pequeña encuestas en todos los niveles socioeconómicos la respuesta seguiría el patrón expuesto en el anterior párrafo. Pero me niego a creer que todos las personas que están en la clase política son personas impresentables que solo buscan sus beneficios propios, es verdad la realidad nos dice lo contrario pero debe haber algunas honrosas excepciones.

Una encuesta realizada hace poco tiempo pone en primer lugar a William Churchill como el político más admirado a nivel mundial, Churchill es mítico personaje con frases que quedaron para la historia, aquel líder inglés que se enfrentó qué fue clave para derrotar a los alemanes en 1945. Uno de los discursos que más me agrada fue el que dio el 4 de junio de 1940 ante la Cámara de los Comunes “No nos desanimamos ni fallaremos. Continuaremos hasta el fin, Lucharemos en Francia, lucharemos en los mares y océanos, lucharemos con creciente confianza y creciente fuerza en el aire […] Lucharemos en las playas, lucharemos en las pistas de aterrizaje, lucharemos en los campos y las calles, lucharemos en las colinas y jamás nos rendiremos.”

Ahora que tiene que ver todo esto con nuestra política, es simple necesitamos personas con el carácter y el temple de William Churchill en algunos puesto del gobierno y afortunadamente existe una persona así: Julia Príncipe Trujillo.

La señora príncipe en su labor de Procuraduría de lavado de activos ha lideró 2 mil expedientes de los cuales más investigaciones más destacadas son contra: Rodolfo Orellana (Caso la Centralita), Joaquín Ramírez (ex secretario de Fuerza Popular y ex congresista), Manuel Burga (ex presidente de la federación peruana de fútbol), César Álvarez (Caso la Centralita), Carlos Burgos (ex alcalde de San Juan de Lurigancho), Nadine Heredia (ex primera dama), Michael Urtecho (ex congresistas), Alejandro Toledo (ex presidente) entre otros.

Una mujer digna de admiración por todos nosotros que durante varios años tuve que soportar galopantes ataques en contra suya y contra su familia, que tuvo el coraje necesario para enfrentarse a varias mafia, que tuvo que vivir con un chaleco antibalas durante varios años. Una persona proba a toda cabalidad. Necesitamos más personas con el perfil de Julia Príncipe que hacen recordar lo dicho por William Churchill: “nosotros lucharemos en cualquier escenario y jamás nos rendiremos”. Necesitamos como sociedad nuevos valores  si queremos acabar con ese antivalor muy común en nuestro país la corrupción. Lo hecho por el presidente Pedro Pablo Kuczynski al convocar a señora Príncipe para que sea parte del gobierno (es la actual presidenta del Consejo de Defensa Jurídica del Estado) da satisfacción y tranquiliza ya que ahora es un valor para gobierno.


Referentes
2 votos con un promedio de 5 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta