Transformando el Perú > Opinión y Análisis > Gabriel Hinojosa > Sobre educación y ex-novias psicóticas

Sobre educación y ex-novias psicóticas

Por: Gabriel Hinojosa


Sobre educación y ex-novias psicóticas

Esta mañana Pedro Pablo Kuczynski juramentó como mandatario de todos los peruanos para luego dirigirse al congreso y a la nación con un plan tan esperanzador como ambicioso, con una visión de “una sola República, firme y feliz por la unión”. Cuando, durante el mensaje, se refirió al flagelo de la corrupción y la urgencia del cambio en todos los niveles, bromeé con mi esposa diciendo “seguramente los fujimoristas no aplaudirán en esta parte”. Y fuimos viendo que no solo no aplaudían en esa parte, sino en ningún otro momento durante el discurso.

En un gesto ridículo, cargado de la mezquindad más caricaturesca y que linda con el anti-patriotismo surgido de un ensañamiento infantil, la totalidad de la bancada congresal fujimorista no se dignó a aplaudir, ni si quiera al final de la presentación, al presidente que el Perú, ese Perú que ellos dicen servir, eligió de manera democrática.

Su fanatismo partidario les ha hecho olvidar una de las primeras enseñanzas morales de todo hogar decente: “lo cortés no quita lo valiente”. Este mínimo de cortesía, y una consecuente apertura al diálogo, no son sólo un gesto vacuo de apariencia y diplomacia, sino que es esencial por la construcción de un Perú como el que Kuczynski sueña junto con todos nosotros.

bancadafuji

Y es que el fujimorismo extraña esa relación de dominio que alguna vez tuvo sobre el Perú. Como esas ex-novias psicóticas e histéricas que vemos en las películas, no soporta a un Perú que ha salido adelante y quiere darse una nueva oportunidad con otra persona. ‘Si no eres mío, no serás de nadie’ parecen decir con sus acciones que desde ya parecen alinearse en el obstruccionismo al ejecutivo y en ser los dueños del rancho, sin un interés real en que el país que dicen amar avance y sea feliz, sea quien sea el presidente.

Todo esto a pesar de que incluso desde el punto de vista de la estrategia política, más les hubiera valido guardar las apariencias, si es que quieren hacernos creer que son un ‘Nuevo Fujimorismo’ que pone el país por delante y ganarse la simpatía de muchos indecisos bienintencionados con gestos de magnanimidad. Pero sucede que la negativa de Kuczynski al indulto aleja de su alcance el único sustento de este partido monotemático: Alberto Fujimori. La frustración de no poseer los objetos de su obsesión, ni al país ni a Fujimori, los hace patear el tablero de la manera más grosera, ciegos al papelón que arman en el proceso.

Quizá es mejor así. Ellos se siguen mostrando como son, inmutables, obstinados e inmaduros, y nosotros no nos engañamos. Sigue estando patente que el fujimorismo es un su conjunto una asociación tribal sin clase y sin un mínimo de educación que ahora vive en el error y para el conflicto. Todo lo contrario al ideal del que habló PPK, y que ellos probablemente ni escucharon o no entendieron: “Un pueblo educado no se equivoca; un país de ciudadanos educados busca la paz”.

Gabriel Hinojosa

28 de julio de 2016

ppkpresi


Sobre educación y ex-novias psicóticas
6 votos con un promedio de 4.67 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta