Somos libres

Por: Nataly Quispe Taco


Somos libres

No recuerdo la época  de violencia en el Perú, nací en 1993  y el autogolpe ya estaba dado, pero viví en un hogar que  sufrió directamente las injusticias de esos días. Mi tío, trabajador nombrado en una mina fue víctima de despido arbitrario cuando Fujmori inició el proceso de privatización de las mineras  en el año 90. Si bien existía presencia terrorista en los gremios sindicales, éstos no permitieron que los dobleguen y por su heróica resistencia varios dirigentes fueron muertos a manos de los senderistas.  De acuerdo a la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) se despidieron a centenares de trabajadores mineros y se legalizaron contratos eventuales y sin beneficios laborales, entre otras medidas que debilitaron la organización sindical de los mineros.

Mi abuela y mi madre fueron testigos de las esterilizaciones, de cómo las enfermeras maltrataban a las mujeres y les decían que se esterilicen porque tenían muchos hijos. Unas decían que sí y otras no querían, pero a ninguna se les informaba de las consecuencias. Mi abuela conoció a mujeres que padecían los efectos de la ligadura de trompas porque no recibieron ningún tratamiento posterior.

1

Los hechos que describo son claros ejemplos de  violación a los Derechos Humanos y como estudiante de periodismo no olvidaré también cómo los militares  intervinieron  los medios de comunicación después de la bomba del 5. No permitieron que se escriba contra el régimen fujimorista. La  palabra GOLPE estaba prohibida y como forma de protesta se publicaron páginas en blanco. Porque algunos respetan su oficio. No se puede borrar de la memoria el secuestro  agravado del   periodista de investigación  Gustavo Gorriti, que fue despojado de   sus pertenencias y llevado al Pentagonito. De acuerdo a su versión querían acusarlo de terrorista, una forma de venganza de Montesinos por investigaciones que él estaba realizándole.

Todo lo que se vivió en esos días me recuerda a la Venezuela de hoy. Donde  se denuncia la institucionalización del abuso de poder porque se ejecutaron  detenciones arbitrarias de unas 14 000 personas  desde  julio de 2015 hasta enero de  este año,  desalojos  forzados, destrucciones de viviendas, deportaciones a más de 1700 ciudadanos colombianos  y 22000 se  fueron de Venezuela por temor  a abusos, esto según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas, además de 20 posibles  ejecuciones extrajudiciales cometidas  durante las redadas en marco de la “Operación de Liberación y Protección del Pueblo” (OLP) a cargo de las fuerzas de seguridad, venezolanos  a menudo  acusados  sin ninguna prueba de  tener   nexos  con los paramilitares. Ésta información fue dada por Human Rights Watch  y el  Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (PROVEA) en su informe “Poder sin Límites”.

Fuente: sibci
Fuente: sibci

El pueblo venezolano sufre hoy las consecuencias de un gobierno que es denunciado por la oposición como ilegítimo, porque votaron personas que estaban registradas como fallecidas, porque no hay cifra exacta de cuantos venezolanos en el exterior eligieron a su candidato, porque  personas que fueron a votar, no pudieron porque ya se habían registrado su voto  y porque se entregaron a cientos de extranjeros cédula venezolana.  Leopoldo López, preso político y representante de la oposición, se encuentra hoy en la prisión de Ramo Verde y representa  miles de venezolanos que se sienten presos sin estarlo físicamente.


Califica esta publicación

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta