Transformando el Perú > Opinión y Análisis > Carlos Timaná > Todo este esfuerzo ¿para qué?

Todo este esfuerzo ¿para qué?

Por: Carlos F. Timaná Kure Ctimana

Politólogo y Director del Centro de Gobierno José Luis Bustamante y Rivero (carlostimana@hotmail.com)


 

Todo este esfuerzo ¿para qué?

Tal vez una de las grandes preguntas a un poco más de una semana de las elecciones generales del 10 de abril podría ser ¿cuál es el verdadero propósito por el que los candidatos a la Presidencia quieren llegar al Palacio de Pizarro? Esta interrogación surge ante la incógnita de lo que fue el gobierno del actual inquilino que se retirará el próximo 27 de julio y que con el aumento del salario mínimo vital en S/.100.00 dejó sentir en esta semana que sigue ahí.

Fui testigo en la década pasada de los esfuerzos realizados por la pareja presidencial para llegar a la foto del 28 de julio de 2011 en la Plaza de armas de Lima y cinco años más tarde me preguntó: todo este esfuerzo ¿para qué? Ollanta Humala fue un Presidente a la sombra de su esposa, Nadine Heredia, quien demostró ser la verdadera lideresa de la familia, al mismo tiempo, tanto la plataforma política que los acompañó en la asunción al poder, desapareció, como las propuestas políticas que esgrimieron en campaña, nunca se volvieron realidad.

Estos dos resultados se debieron en gran medida a la imposibilidad de buena parte de la izquierda política del Perú que acompañó a Ollanta Humala en su campaña de 2011 a pasar de la oposición a la oficialidad gubernamental, dichos aliados nunca comprendieron las reglas del gobierno democrático, donde no sólo se ganan las elecciones, sino que para alcanzar una gobernabilidad duradera, es necesario la construcción de consensos amplios, o por lo menos, de alianzas sobre lo fundamental que permitan con una bancada minoritaria en el Congreso avances en el proyecto de país por el que los ciudadanos votaron.

Humala,_Heredia_-_Piñera,_Morel_cropped

Pero ante la soledad del gobernante, el Presidente optó por cambiar de equipo y de modelo y en buena medida los mismos que dejaron solo a Humala, son los mismos que acompañan hoy a Verónica Mendoza, si ya sabemos cómo este grupo de “expertos sociales” comprenden su trabajo en el gobierno ¿son nuevamente ellos los que requiere el Perú para los próximo cinco años?

Ahora que presenciamos el fin de la era Humala-Heredia y vemos los últimos esfuerzos de las campañas por presentar sus propuestas surge la misma pregunta: todo este esfuerzo ¿para qué? No queda claro que es lo que quieren hacer los actuales candidatos al llegar al poder, la Presidencia es un medio para trabajar por el desarrollo del Perú, pero la falta de claridad en las propuestas, el bajo debate técnico y los lugares comunes nos muestran que los candidatos están pensando en improvisar y nos puede volver a pasar lo mismo que con el gobierno que termina: perderemos más tiempo.

Si bien el modelo de economía de mercado que el Perú ha tenido desde la década del 90 no parece estar en juego entre los candidatos, salvo por Verónica Mendoza, la mención sobre los problemas como la seguridad ciudadana y la calidad de los servicios públicos copan las propuestas, pero estas nunca aterrizan a las realidades presupuestales, no se nos indica cómo se financiarán las obras que se prometen en un contexto de baja inversión privada y con bajos precios de los minerales, los cuales resultan determinantes para nuestra economía y las finanza pública.

Fuente: Twitter
Fuente: Twitter

El Perú requiere de políticas más serias y para ello se requieren políticos más serios, candidatos que tengan amplitud de mirada para atender los desafíos que como sociedad tenemos frente a nosotros y no estos que quieren aprender a ser presidentes tan sólo a partir del próximo 28 de julio y que nos den lo que saben hacer todos: improvisar cinco años y terminar con una popularidad mínima histórica porque sencillamente no se atendieron nuestros verdaderos problemas.


 


Todo este esfuerzo ¿para qué?
1 voto con un promedio de 5 estrellas

Comentarios

comentarios

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Comenta